Síguenos en: Menu

'Venezuela es un país de emigrantes por el éxodo forzado'


Como un "país de emigrantes" debido al éxodo masivo y desplazamiento obligado e involuntario, definió a la actual Venezuela el magistrado del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, Gabriel Calleja.

La declaración la realizó durante su participación en el foro Youth and Democracy in the Americas, celebrado este 21 de abril en la Florida International University (FIU), de la ciudad de Miami, y cuyo tema a tratar fue el "Éxodo forzado de venezolanos ante la violación sistemática de sus derechos humanos".

"Estadísticas sobre el éxodo forzado de venezolanos según el informe emanado de tres universidades reconocidas en Venezuela reflejan que los principales motivos son violación de los derechos sociales, culturales; obstaculización del ejercicio de los derechos civiles y políticos, violación a los derechos económicos, y violencia e inseguridad ciudadana".

Refirió el jurista que ante la peor crisis social, económica y política por la que atraviesa Venezuela, el TSJ legítimo ha asumido su compromiso de luchar y defensa de los derechos humanos a pesar que el gobierno se ha negado a reconocer sus decisiones.

Entre las acciones del órgano judicial destacan el procesamiento de las denuncias, el pronunciamiento sobre las sistemáticas violaciones de los derechos humanos, la defensa de la Constitución de Venezuela, así como también de los tratados que regulan el Derecho Interamericano de Derechos Humanos, en procura por la defensa y consolidación del orden público internacional común a las partes, cuyo destinatario final además de los Estados, son también los individuos y los grupos de personas.

El foro contó con la participación de Luis Almagro, secretario general de la OEA; Carlos Curbelo, Mario Díaz-Balart, ambos miembros de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos; Brian Fonseca, director del Instituto de Política Pública Jack D. Gordon; Bettina rodríguez Aguilera, candidata a la Cálmara de Representantes del Congreso de EEUU; Rafael Pineyro, exjefe de Gabinete de la Alcaldía del Doral, en Miami; Antonio Ledezma, político venezolano exiliado; y Domingo Salgado, magistrado del TSJ en el exilio.

Juventud al frente

Para el magistrado Calleja, el rol de la juventud en la defensa por los derechos humanos es fundamental en la lucha por Venezuela.

Dicho papel, según su exposición en el foro Youth and Democracy in the Americas, consiste en asumir como compromiso inquebrantable de su vida personal y profesional la defensa de los derechos humanos dentro y fuera de Venezuela para evitar que situaciones parecidas a las que ocurren actualmente se repitan en otros países denunciándolas, combatiéndolas, previniéndolas, y rechazándolas.

"La juventud está llamada a convertirse en activos defensores de la consolidación y lucha por la institucionalidad democrática, el sistema de justicia, la defensa de los derechos humanos, también a asumir el compromiso de ser testimonio fiel de los valores morales, formación cívica, y tradición Republicana de toda sociedad democrática, y a desconocer cualquier régimen opresor violador sistemático de las garantías constitucionales y los derechos humanos".

Para finalizar, el jurista agradeció las demostraciones de apoyo y solidaridad de las organizaciones internacionales, gobiernos, parlamentos y de los pueblos en general de países como Estados Unidos, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú, Chile, Argentina, Brasil, Panamá, Uruguay, Costa Rica, España, Italia, Suiza, Francia, Portugal, Alemania, Australia, entre otros; organizaciones como la OEA, CIDH y Acnur.