Síguenos en: Menu

Venezuela: Congreso descarta cierre por falta de recursos


La Asamblea Nacional de Venezuela seguirá funcionando aunque el gobierno le suspenda la entrega de recursos en un intento por "liquidar" al órgano legislativo, anunció el miércoles el presidente del Congreso, Henry Ramos Allup.

"El gobierno está aprovechando cualquier cosa que haga la Asamblea en cumplimento de nuestros deberes constitucionales para agarrase de ahí y decir que no nos reconoce...El gobierno quiere neutralizar o liquidar al único poder que no controla ni va a controlar", indicó el diputado opositor.

"Así nos corte el agua, nos corte la luz, no nos mande dinero, esta Asamblea va a seguir funcionando", dijo Allup a la prensa al responder a la amenaza que el presidente Nicolás Maduro realizó la víspera, cuando anunció que solicitó al Tribunal Supremo de Justicia una consulta para suspender el envío de recursos al Congreso en rechazo por la acción que tomó la semana pasada la mayoría opositora de incorporar a tres diputados que fueron suspendidos por el máximo tribunal.

El dirigente agregó que la Tesorería Nacional tiene dos meses de atraso en el pago de la guardería y comida de unos 350 niños, que son hijos de los empleados del Congreso, y que el gobierno solo cancela de forma directa los sueldos de los trabajadores. "Desde que llegamos aquí, no hemos recibido nada y aun así continuamos trabajando por el país".

"Estando esta Asamblea Nacional fuera de la ley, yo como jefe de la hacienda pública nacional, no puedo depositar recursos en una asamblea nacional inexistente", dijo el mandatario el martes por la noche durante su programa de televisión "Contacto con Maduro", en el que anunció la consulta al Tribunal Supremo de Justicia.

La semana pasada, el legislativo controlado por la oposición incorporó a tres diputados del estado sureño de Amazonas que fueron suspendidos en diciembre pasado por el máximo tribunal por supuestas irregularidades en su elección.

Maduro dijo que pidió la nómina de trabajadores y obreros del Congreso para hacerle los pagos de sus salarios.

La Asamblea Nacional no tiene fuentes de ingresos propias y depende de lo que recibe por la vía de presupuesto nacional que maneja el Ejecutivo.

La oposición asumió en enero el control del Congreso que por 17 años fue manejado por el oficialismo. Desde inicios de año se desató un abierto enfrentamiento entre los poderes público que ha generado una crisis política en medio de la compleja situación económica que enfrenta el país suramericano.

En lo que va del año el Tribunal Supremo de Justicia, que es vinculado al oficialismo, ha emitido al menos 18 sentencias contra las leyes y acuerdos aprobadas por la mayoría opositora del Congreso que han limitado las funciones del Legislativo y lo mantienen cercado legalmente.

Algunas figuras vinculadas al oficialismo han planteado la disolución del Congreso, pero la propuesta no ha prosperado.

En un abierto reto al máximo tribunal, la Asamblea Nacional juramentó e incorporó el 28 de julio a los diputados opositores de Amazonas, Julio Haron Ygarza, Nirma Guarulla y Romel Guzamana, que fueron suspendidos en diciembre pasado.

La incorporación de los tres diputados fue anulada esta semana por el Tribunal Supremo de Justicia que advirtió que "se reservará todas las acciones o procedimientos judiciales a que haya lugar, con el objetivo de exigir las responsabilidades respectivas y mantener el orden constitucional".

La acción de la Asamblea Nacional también fue rechazada el pasado sábado por el procurador general, Reinaldo Muñoz, que acusó al legislativo de incurrir en actuaciones "írritas", y planteó que la Asamblea Nacional "se encuentra ahora ilegal e ilegítimamente constituida".

Muñoz dijo que "es forzoso precaver la nulidad de los actos emanados de su seno como resultado de la ilegalidad en la constitución del Parlamento Venezolano, afectando incluso la validez de sus convocatorias y quórum".

Fuente: El Nuevo Herald