Síguenos en: Menu

TSJ declaró inconstitucional la reforma de la Ley del Banco Central de Venezuela


Mediante sentencia del 31/03/2016 la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en ejercicio del control preventivo de la constitucionalidad de las leyes, previsto en el artículo 214 del Texto Fundamental, declaró la inconstitucionalidad de la Ley de Reforma Parcial del Decreto Nro. 2.179 con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reforma Parcial de La Ley del Banco Central de Venezuela, sancionada por la Asamblea Nacional el 3 de marzo del año en curso. Requerimiento que le fue solicitado por el Presidente de la República, ciudadano Nicolás Maduro Moros, mediante escrito consignado con fecha 17/03/2016.

En su motivación, la Sala realizó un estudio comparado de las constituciones de países que consagran sus bancos centrales como instituciones públicas y autónomas, llegando a la conclusión de que, en su mayoría, la designación de sus autoridades corresponde al Poder Ejecutivo Nacional, indicó un boletín de prensa.

La Sala Constitucional declaró que la ley sancionada por la Asamblea Nacional contraviene lo establecido en el cardinal octavo de la Disposición Transitoria Cuarta de la Carta Magna, por cuanto la reforma pretende atribuirle al Parlamento Nacional competencias para designar, ratificar y remover al Presidente y demás directores del BCV, al margen de los preceptos constitucionales. Además, la Máxima Intérprete de la Constitución estableció que, con la pretendida reforma, la Asamblea Nacional incurrió en desviación de poder, al perseguir fines distintos de los constitucionalmente permitidos, por cuanto, se develó que el objetivo buscado es tomar el control administrativo del Instituto Emisor, con lo cual se atenta en contra de la autonomía del BCV y, en consecuencia, contra la estabilidad de la economía nacional.

Dicha circunstancia resulta más gravosa cuando se pretende hacer nugatoria las atribuciones del Ejecutivo Nacional en el contexto de una emergencia económica válidamente decretada.

El pasado 3 de marzo, la Asamblea Nacional aprobó en segunda discusión el proyecto de reforma de Ley del Banco Central de Venezuela.

El diputado de la AN por el Gran Polo Patriótico (GPP), Ricardo Sanguino aseguró que la reforma de Ley del BCV "deja en manos del sector financiero privado la política monetaria del país".

Rafael Guzmán, diputado por la MUD afirmó que el "Ejecutivo Nacional ha convertido el Banco Central en una caja de ahorros de interés personal, por eso esta Asamblea quiere devolverle la autonomía al banco".

El diputado del GPP, Ramón Lobo, indicó que "rechazamos esta reforma que es una parte encubierta para someter al gobierno del presidente Nicolás Maduro(...) fijamos la posición en contra de esta ley".

Alfonso Marquina, diputado por la MUD, indicó que "estamos restituyendo lo que establece la constitución(...) ¿cómo puedes decir que el BCV ha cumplido con su función, cuando tenemos la inflación que tenemos?(...) estamos proponiendo una ley para que el BCV publique periódicamente las cifras".

Fuente: Panorma