Síguenos en: Menu

Tintori: No hubo negociación, fue una decisión del gobierno


Lilian Tintori, esposa del dirigente opositor Leopoldo López, negó que la medida de casa por cárcel que fue otorgada al fundador del partido Voluntad Popular fuera el resultado de un acuerdo con el gobierno de Nicolás Maduro. "Fue una decisión unilateral del gobierno", aseguró.

"No hubo negociación para que Leopoldo esté en su casa, fue una medida porque lo estaban torturando. Las libertades y los derechos humanos no se negocian", expresó.

No obstante, agradeció la mediación del ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero y los dirigentes del PSUV Jorge Rodríguez y Delcy Rodríguez: "Después de tantos meses, después de tantas visitas a Venezuela, hoy podemos decir que el presidente Rodríguez Zapatero logró empujar esta medida, y como familia lo agradecemos".

Dijo que el dirigente está fuerte y firme a pesar de lo vivido en sus últimos días en la cárcel militar de Ramo Verde: "Fueron los peores, hubo tortura, bajó 6 kilos, no está viendo bien. Estuvo encerrado en una celda por 32 días; lo hicieron comer comida de la cárcel y se intoxicó, lo que le generó 10 días de vómitos continuos con diarrea, y no recibió ningún tipo de atentación médica".

Agregó que tampoco tuvo acceso a la información de lo que ocurría en el país: "No lo dejaron ver periódicos ni escuchar radio en este tiempo. Fue muy duro pero aguantamos y resistimos". Recordó que esas denuncias fueron llevadas a instancias nacionales e internacionales.

Relató que, tras la llegada del dirigente luego de tres años, su casa se llenó de amor y fuerzas. "A pesar de lo que vivió, Leopoldo me dice: No voy a claudicar en mi lucha; por el contrario, vamos a seguir peleando por la democracia, por la comida y la medicina, y salir de la peor crisis de la historia, y para eso necesitamos liderazgos fuertes", narró. Agregó que por el tiempo que se mantenga el arresto domiciliario hablará por López.

Añadió que la misión de su esposo aún no ha sido completada: "Nuestro país está sufriendo porque hay niños que se acuestan sin comer, porque aún hay familias separadas, porque todavía hay 431 presos políticos que hay que liberar; 91 asesinatos en los últimos meses. Pero sí les puedo decir que mi casa se llenó porque regresó Leopoldo".

Tintori evitó responder al ser consultada sobre si la libertad condicionada de López reactivará el diálogo.