Síguenos en: Menu

Tillerson augura un cambio de régimen en Venezuela


El Secretario de Estado, Rex Tillerson, pronosticó el jueves que habrá un cambio de gobierno en Venezuela, aunque insistió en que Estados Unidos solo está instando al régimen de Nicolás Maduro a que restaure el hilo democrático.

Tillerson, quien brindó un breve discurso ante la Universidad de Texas, en Austin, también dijo que la corrupción que prevalece en el régimen ha convertido uno de los países más ricos en recursos naturales de América Latina en uno de los más pobres del planeta y que Washington continuará ejerciendo presión para ayudar a los venezolanos a restaurar la democracia.

"Yo creo que sí habrá un cambio", dijo Tillerson al ser consultado sobre la situación en el país petrolero en la sesión de preguntas y respuestas. "Nosotros queremos que sea un cambio pacífico […] un cambio de régimen pacífico siempre es mejor que la alternativa, un cambio violento".

Pero un cambio de esas características provendría directamente del sector militar venezolano, el secretario de Estado dio a entender.

"En la historia de Venezuela, y en la historia de otros países latinoamericanos, con frecuencia han sido los militares los que han estado a cargo de eso [y] cuando las cosas están tan mal, cuando los militares llegan a la conclusión de que no ya no pueden servir a los ciudadanos, entonces se las arreglan para orquestar una transición pacifica", manifestó Tillerson.

El funcionario, que está por iniciar una gira a lo largo de América Latina que muchos creen estará dominada sobre la galopante crisis venezolana, agregó que el gobierno estadounidense ha estado instando al régimen chavista a que retorne al cause democrático y respete la Constitución.

El Secretario recordó que Washington desconoce la autoridad de la Asamblea Nacional Constituyente, organismo que considera ilegítimo.

"Nuestra posición es que Maduro debería retornar a la Constitución y debe seguirla, y si no es reelecto por la población, debe entonces respetar eso", manifestó el Secretario de Estado.

"Y si la cocina se pone demasiado caliente, el tiene amigos en Cuba que le pueden dar una hacienda en la playa, y puede tener una buena vida por allá", insistió.