Síguenos en: Menu

The New Yor Times: La hora más negra de Brasil


Después de un debate que duró toda la noche del miércoles, el Senado de Brasil votó este jueves en la madrugada para suspender a la Presidenta Dilma Rousseff y comenzar un juicio político en su contra.

En una votación de 55 contra 22, los senadores aceptaron los cargos contra Rousseff que la acusaban de usar préstamos de los bancos estatales para ocultar los déficits en su presupuesto. Algunos críticos aseguran que esta maniobra presupuestaria se realizó para asegurar su reelección hace dos años.

"Ya no podíamos ignorar estos delitos y por eso votamos a favor de la acusación", dijo Álvaro Dias, un senador del Partido Verde. "Después de haber sido asaltados por la incompetencia y la maldad, los brasileños esperan que haya un castigo".

Durante el juicio político, que podría durar seis meses, Rousseff será remplazada por un antiguo aliado, el Vicepresidente Michel Temer, quien ha sido condenado por violar los límites de financiación de campaña y quien ahora estará bajo una enorme presión para frenar la peor crisis económica de Brasil en décadas.

Rousseff, la primera mujer en ocupar la presidencia de Brasil, califica este proceso como un golpe de Estado, por lo que ha rechazado las peticiones de dimisión y ha prometido continuar su lucha para mantenerse al frente del país más grande de América Latina.

Varios analistas políticos han dicho que tiene pocas posibilidades de ganar el juicio y terminar los dos años y medio restantes de su mandato.

"Dada la polarización de Brasil, si ella usa sus armas y pelea hasta el final, se va a prolongar la agonía para el país", dijo Mauro F. Guillén, profesor de negocios internacionales en la Universidad de Pensilvania. "Lo mejor que ella podría hacer por su país es dar un paso al costado".

Han sido meses de acusaciones, maniobras secretas y recursos legales que han dividido a una nación también golpeada por la inflación, la parálisis del gobierno y un colosal escándalo de corrupción que dejó al descubierto los profundos problemas del sistema político de Brasil.

Aunque era el resultado esperado, el espectáculo del enjuiciamiento a Rousseff es un momento clave en la lucha por el poder de Brasil, país que experimentó un periodo de estabilidad a lo largo de las dos últimas décadas, lo que fortaleció su economía y le otorgó una mayor importancia en el escenario mundial.

Fuente: Biendateo