Síguenos en: Menu

Sugieren a bancos investigar a quienes tienen negocios con vicepresidente de Venezuela


Expertos en la lucha contra el blanqueo de capitales recomendaron el martes al sector financiero internacional ser cauteloso al realizar negocios con empresas venezolanas y recibir transferencias de dinero provenientes de islas del Caribe.

La recomendación fue formulada durante la inauguración de la 17ª Conferencia Anual de Prevención contra el Lavado de Dinero, organizada por la Asociación de Banqueros Internacionales de Florida (FIBA, por sus siglas en inglés), en Miami.

Robert Targ, socio fundador de la firma Díaz, Reus & Targ, especialista en delitos de cuello blanco, defensa en asuntos de corrupción, soborno y lavado de dinero, aconsejó a las instituciones financieras investigar a los clientes que hayan hecho negocios con personas acusadas de violar la ley, como el vicepresidente ejecutivo de Venezuela, Tareck El Aissami, y el grupo Wisa de Panamá.

Varios funcionarios, reguladores, analistas y banqueros del continente recomendaron durante la conferencia vigilar atentamente negocios y transferencias de dinero provenientes de empresas latinoamericanas y el Caribe por ser una región altamente vulnerable en la lucha contra el blanqueo de capitales.

En la reunión, que se extenderá hasta este miércoles, se planteó examinar los puntos de riesgo y perfeccionar las herramientas tecnológicas para detectar irregularidades como las presentadas en instituciones y empresas como FIFA, Petrobras y Odebrecht.

"El caso FIFA está lejos de cerrarse. Actualmente hay 42 acusados de 20 países distintos y 21 de ellos se han declarado culpables y están cooperando en la investigación a cambio de reducir sus penas", reveló Targ.

El presidente de la FIBA, David Schwartz, destacó al iniciar la conferencia que, si bien existe un sistema regulador optimizado, los tiempos actuales y los avances tecnológicos obligan a mejorar constantemente para prevenir los delitos financieros.

El panel, que también incluyó a Koko Ives de la Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal, a Walter J. Mix de la Asociación Internacional de Banqueros de California y a ex funcionarios del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, concordó en la importancia de obtener, combinar, analizar y proteger la información que se obtiene de los bancos y la Unidad de Inteligencia Financiera de Estados Unidos, para conocer el origen y el destino del dinero que fluye a nivel mundial así como los actores participantes, para levantar "una banderilla roja" si se detectan actividades sospechosas.

La Red de Investigación de Delitos Financieros (FinCEN, por sus siglas en inglés), cuenta con diversos mecanismos para detectar irregularidades. "Existe mucha cooperación con fuerzas del orden público y agencias financieras. FinCEN cumple el rol de regulador de la Ley de Secreto de Bancario; forzamos el cumplimiento de esta Ley al tiempo que somos una unidad de inteligencia financiera para Estados Unidos que recolecta información que diseminamos doméstica e internacionalmente", explicó un funcionario del organismo que investiga los delitos financieros.

El encuentro mundial de la banca reúne a más de 1400 participantes de 42 países.