Síguenos en: Menu

Sidor ha producido apenas 9,5% de su meta en los primeros ocho meses del año


"Si tuviéramos insumos, es factible cumplir las metas, pero no hay insumos suficientes para sacar esa cifra en el corto plazo", sostiene el delegado de la Acería de Palanquillas de la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor), Carlos Ramírez, respecto a las ya reducidas metas de producción del último cuatrimestre del 2016, planteadas por el presidente de la acería, Justo Noguera Pietri, publica Correo del Caroní.

Por María Ramírez Cabello
La industria, reestatizada en el 2008 por orden del expresidente Hugo Chávez, era una taza de oro desde el punto de vista industrial hace décadas. Pujante, como ninguna en América Latina, tuvo presencia siderúrgica en la región y dio impulso al conglomerado industrial en Ciudad Guayana. Era el perfecto ejemplo del sueño de convertir a Guayana en el polo de desarrollo no petrolero, en la fuente de divisas para impulsar al país al margen del estilo monoproductor que siempre ha caracterizado al país, dependiente cada vez más de la renta petrolera.

Luego del pico de producción de 4,3 millones de toneladas de acero líquido en 2007, vino la reestatización y la caída progresiva de la producción.

En el primer semestre de 2016, con la sombra del racionamiento eléctrico, el ritmo se detuvo. De allí que entre enero y agosto de 2016 se haya producido apenas 96.254 toneladas de acero, que equivalen a 9,5% de la meta para ese periodo, que se ubicaba en poco más de un millón de toneladas de acero.

La cifra es ínfima, pues representa apenas ocho días de la producción que en 2007 registraba la siderúrgica, en manos de la trasnacional Ternium.

Con el año en la recta final, las expectativas han cambiado y la meta mensual se ubica en 100 mil toneladas de acero, mientras que la meta anual se ha reducido a una penosa cifra de 600 mil toneladas de acero al cierre del 2016. Varios trabajadores de la acería coinciden en que la planta no alcanzará esa cifra.

Para otros movimientos, como Proletariado por Sutiss, las cifras del segundo cuatrimestre son alentadoras respecto del primero, y "garantizan el despegue del plan de recuperación operativa de la empresa", que apunta a una producción de 2,5 millones de toneladas en el 2017 y 4 millones de toneladas de acero líquido en el 2018.

"Yo les aseguro que Sidor va a avanzar para lograr esa capacidad instalada que en algún momento alcanzamos y quienes lo hicieron fueron los sidoristas, es la misma gente, solo que ahora son chavistas", dijo durante la segunda semana de septiembre el titular de la estatal, Justo Noguera Pietri, cuando justificó y respaldó el despido de sidoristas que firmaron a favor del referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

Fases de recuperación
Sidor dio detalles hace una semana de los avances del plan de recuperación de la capacidad operativa de Sidor para el periodo 2016-2018. El arranque del plan fue la puesta en servicio del horno de fusión 1 de la Acería de Palanquillas el pasado 12 de julio y paralizado hace más de una semana. Esa era la primera fase.

La segunda fase fue la reactivación de la Acería de Planchones. Con el plan de recuperación, precisa la empresa, se proyectan alcanzar cerca de 100 mil toneladas mensuales de acero líquido, "con la premisa de llevar la producción de acero líquido a más de 4 millones de toneladas por año".

"Arrancaron Planchones, pero pararon Palanquillas, porque no hay insumos suficientes para mantener las dos acerías", explicó Ramírez.

Noguera Pietri explicó, a través de un comunicado, que para mediados del cuarto trimestre del 2016, se estima arrancar con la tercera etapa del plan de recuperación, con la operación de tres hornos de fusión y tres módulos de HRD, que requieren una potencia de 569 megavatios de energía eléctrica, 110 millones de pies cúbicos por día de gas natural y 300 mil toneladas de mineral de hierro mensual.

Para ello apuntan que el presidente de la República, Nicolás Maduro, autorizó en agosto la cantidad de megavatios requeridos para reactivar las acerías y demás líneas productivas de la siderúrgica.

Las etapas 4 y 5 están ligadas a la reactivación productiva de la línea "A" de Planta de Pellas, la culminación del proyecto HyL 3 y la ejecución de reparaciones extraordinarias en las plantas Midrex. La última fase contempla tener a máxima capacidad los seis hornos de la acería.

Fuente: La patilla