Síguenos en: Menu

Segundo venezolano se declara culpable caso de envío ilegal de armas a Venezuela


José Alexander Gutiérrez Morales, uno de tres venezolanos acusados de intentar enviar ilegalmente armas y balas a Venezuela, se declaró el viernes culpable de los cargos ante un juez de la Corte Federal en Miami.

Gutiérrez Morales, de 30 años, hizo su declaración formal de culpabilidad ante el juez de distrito Robert Scola, quien fijó la fecha de su condena para el 18 de abril. La condena máxima que mencionó Scola es de 10 años de cárcel, pero se espera que sea menor debido a que el acusado decidió asumir su responsabilidad en el caso. El magistrado también le advirtió al acusado que era posible que fuera puesto en proceso de deportación al cumplir su condena.

El hombre es el segundo de los tres venezolanos arrestados en el caso en declararse culpable. El primero fue Alfredo Alejandro Montilla Hernández, de 31 años, la semana pasada. El tercero, Abrahán José Aguilar Sánchez, de 35 años, es posible que se declare culpable el miércoles, según dijo su abogado Louis Casuso.

Marc David Seitles, el abogado de Gutiérrez Morales, declinó hacer comentario sobre el caso.

CULPABLE, SU SEÑORÍA,
acusado José Alexander Gutiérrez Morales ante el Juez Robert Scola

Gutiérrez Morales y Montilla Hernández fueron detenidos el 21 de octubre y se declararon no culpables poco después, exigiendo juicio para probar su inocencia.

Cuando el juez Scola le preguntó a Gutiérrez Morales, "¿Usted como se declara, culpable o no culpable?", el acusado respondió clara y firmemente en español: "Culpable, su señoría".

Vestido con un uniforme caqui de reo, y con las muñecas esposadas y los tobillos encadenados, Gutiérrez Morales habló sin titubeos y le informó al juez que entendía perfectamente las implicaciones del proceso. Cuando el juez le preguntó hasta que grado había estudiado, Gutiérrez Morales dijo que era "técnico en investigaciones criminales".

El tercer venezolano implicado, Aguilar Sánchez, fue arrestado en diciembre y acusado en relación con el mismo caso en el que agentes federales inicialmente descubrieron ocho pistolas y más de 23,500 balas dentro de cajas vacías para baterías de automóvil que proyectaban enviar a Venezuela.

Los documentos relacionados con el arresto de Aguilar Sánchez ampliaron el caso anterior y revelaron detalles que no se habían mencionado previamente tales como que los investigadores encontraron más armas de fuego, además de las que encontraron inicialmente en las cajas para baterías para auto. Según la denuncia penal presentada en el caso de Aguilar Sánchez, los agentes federales también incautaron cinco rifles de asalto, dos pistolas más y más de 1,700 balas.

El caso salió a la luz en abril pasado cuando agentes aduanales en el aeropuerto decidieron abrir un envío proveniente de Maracaibo, Venezuela, que contenía cajas vacías para baterías de vehículos.

Agentes federales de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), le siguieron la pista al envío y dieron con Montilla Hernández y Gutiérrez Morales.

Aguilar Sánchez surgió en el caso un mes después de que se descubrió el paquete que llegó de Maracaibo, enviado por una persona identificada en documentos de la corte como Ender Soto. Según la denuncia penal presentada por un agente de HSI, luego que Aguilar Sánchez arribó a Miami procedente de Maracaibo el 14 de mayo, los funcionarios de control de pasaportes en el aeropuerto lo interrogaron y requisaron su teléfono celular donde ubicaron el nombre de Ender Soto.