Síguenos en: Menu

'Se viven las consecuencias de una escasez de divisas'


Carlos Larrazabal, presidente de Fedecámaras, asegura que el desabastecimiento y la escasez de alimentos es consecuencia de la carencia de divisas.

"Aquí lo que se está viviendo son las consecuencias de una escasez agravada de divisas, donde los inventarios han venido cayendo de forma acelerada, solo se repusieron en las 14 subastas del año pasado. Toda esta crisis económica y la falta de divisas ha presionado al dólar del mercado negro porque el valor de dólar técnicamente no es ese pero es el único que se consigue", detalló el economista en entrevista con Carlos Croes transmitida por Televen.

El jefe de la principal patronal de Venezuela alertó que obligar a los empresarios a bajar los precios, como sucedió en diciembre, acabó con los canales comerciales y las cadena de suministros. "Se originaron todo un gran cantidad de compras nerviosas se fueron los productos de los anaqueles y ahora no hay cómo reponer".

Cuestionó que el Gobierno venezolano ataque las consecuencias y no las causas del problema. "Mientras siga atacando a la empresa privada, siga restringiendo la producción nacional, el ciudadano será el afectado".

Indicó que es un error retomar los precios del mes de diciembre como propone y ordena la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde). "Cuando en el ínterin el salario mínimo y le cesta tickets subió de forma sustancial afectando las estructuras de costo, mientras el país no tiene política cambiaria, no hay un dólar oficial legal y el precio marcador es el del mercado negro, ese es el tipo de problemática que no se abordan".

Advirtió que la agroindustria está en una situación grave. "Solo se sembró 30% del área cultivable porque el gobierno no entregó semillas, fertilizantes y agroquímicos y eso es responsabilidad absoluta del gobierno (…) Ahora tenemos la tormenta perfecta, tenemos poco suministro de productos ahora tenemos novedad de cómo trasladarlos, hemos visto en enero saqueos de gandolas de alimentos y eso limita que los productos se muevan por el país y lleguen a los centros de consumo".