Síguenos en: Menu

Rivalidades en la OPEP causan caída de los precios del petróleo


El Brent, tipo de petróleo que es referencia global dentro del mercado del crudo, cayó 1,2% el viernes a US$ 92,31, el precio más bajo desde junio de 2012. Los precios han caído 20% desde su máximo de mediados de junio. La semana pasada, funcionarios de la organización expresaron que Arabia Saudita redujo unilateralmente el precio del crudo con entrega programada para el mes próximo, sin consultar con otros miembros de la OPEP, lo que dio pie a una caída general en el mercado de petróleo, al punto de llevarlo a precios de liquidación. Esta fue una decisión similar a la de Kuwait de reducir los precios para entrega este mes, también sin consultar a ningún miembro de la OPEP. Esto tomó por sorpresa a los observadores internacionales del mercado, quienes pronosticaban que los sauditas redujeran la producción para ayudar a impulsar los precios.

La batalla por ganar mercado individualmente entre los países miembros de la organización es la que ha generado este declive de forma directa, causando una pérdida de influencia y estabilidad notable de la institución. "Nunca vi a la OPEP tan fracturada" declaró Amy Myers Jaffe, directora ejecutiva de energía y sostenibilidad de la Escuela de Administración de la Universidad de California en Davis. Las fricciones se dan en un contexto signado por la agitación en Medio Oriente que pone a prueba las alianzas políticas y una competencia entre los productores de crudo por encontrar compradores en medio de un nuevo auge del petróleo en Estados Unidos y un crecimiento que se desacelera en Asia.

Las peleas internas entre sus miembros siempre han estado presentes desde la fundación misma de la organización en 1960. Sin embargo, sus integrantes decidían en conjunto si reducir precios, disminuir la producción o incluso amenazar con hacerlo, y esos comportamientos influían de lleno en las cotizaciones del crudo a escala mundial; pero las divisiones se profundizaron considerablemente este año, según funcionarios del grupo y analistas, lo que representa una debilidad para la organización. Los países miembros de la OPEP que dependen de la renta petrolera casi exclusivamente para mantener su alto nivel de gasto, como algunos de América Latina y África, son indudablemente los más afectados por estos cambios, a diferencia de los países desarrollados que consumen petróleo, quienes desde hace tiempo critican a la OPEP por influir en los precios del crudo con el fin de llenar sus arcas.

Economía Sin Secretos