Síguenos en: Menu

Reuters: Venezuela negocia un año de gracia para pagos de crédito con China


El gobierno de Venezuela está en conversaciones con China para lograr un período de gracia en el pago que hace con petróleo de multimillonarios préstamos otorgados por el gigante asiático desde el 2007, dijeron a Reuters fuentes conocedoras de la negociación.

De obtenerlo, llegaría justo a tiempo para que la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) pueda hacer frente a pesados compromisos de deuda externa en los próximos meses, en medio de una crisis de flujo de caja que se acentuó con el desplome de los precios del crudo, la principal fuente de divisas del país.

Buena parte de los barriles que Venezuela envía a China son para pagar préstamos por más de 50.000 millones de dólares que el país asiático ha otorgado desde que gobernaba Hugo Chávez, un acuerdo que mantiene su heredero político Nicolás Maduro.

Pero el gobierno de Maduro empezó a tener dificultades para cumplir los términos del acuerdo de financiamiento por petróleo, ya que la caída de los precios del crudo obligó a Venezuela a destinar aún más barriles al servicio de la deuda con China.

Por eso, el equipo de Maduro decidió proponer a China un período de gracia de un año para cancelar los préstamos, dijeron dos fuentes de la industria y otra del sector financiero, que reservaron su nombre por no estar autorizadas a hablar sobre el acuerdo en discusión.

Durante ese lapso, la idea de Venezuela es pagar con despachos de crudo sólo los intereses de los créditos vigentes y que el resto del petróleo que envía a China le sea pagado en efectivo.

Ese beneficio temporal podría proporcionar a la petrolera PDVSA unos 3.000 millones de dólares este año si el acuerdo se concreta este mes, apuntaron dos de las fuentes, una oportuna inyección de liquidez para la empresa.

Por eso cualquier anuncio sobre el avance en estas conversaciones aliviaría las preocupaciones que tienen los tenedores de bonos de PDVSA sobre la capacidad de pago de la firma estatal, que debe cancelar unos 4.000 millones de dólares por servicio de deuda a fines del 2016.

Fuente: Biendateao