Síguenos en: Menu

Régimen de Maduro dice haber abatido a grupo de policía insurgente Óscar Pérez, se desconoce su paradero


El régimen de Nicolás Maduro dijo el lunes que abatió a la agrupación de insurgentes liderada por el policía venezolano Óscar Pérez tras disparar rifles de asalto y lanzacohetes contra él y los insurgentes, quienes se encontraban atrincherados dentro de una vivienda en las afueras de Caracas, pero hasta ahora se desconoce la suerte de los rebeldes.

Según un comunicado del ministerio de Relaciones Interiores, dos agentes del régimen habrían muerto y otros cinco habrían sido "gravemente lesionados" en el operativo. El pronunciamiento, sin embargo no hace mención sobre la suerte de Pérez y la de sus compañeros.

Al inicio de la noche del lunes se desconocía la suerte del ex policía pero la cadena de noticias CNN reportó que Pérez había muerto, citando a un alto funcionario del gobierno que habló bajo condición de anonimato.

De acuerdo al número dos del chavismo, Diosdado Cabello, al menos 10 agentes policiales resultaron heridos en el operativo.

"Resultó desmantelada un peligroso grupo terrorista luego de un enfrentamiento con la fuerza de seguridad y mantenimiento de la paz", anunció el régimen a través de un comunicado leído ante las cámaras de Venezolana de Televisión.

"Este grupo es responsable [...] de cometer crímenes atroces al ametrallar y lanzar artefactos explosivos contra el recinto del Tribunal Supremo de Justicia y contra la terraza del Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores Justicia y Paz", agregó el régimen.

El comunicado agregó que la agrupación fue abatida luego que está abriera fuego contra los agentes del régimen durante las negociaciones para entregarse. Los policías "fueron alevosamente atacados por los violentos cuando se estaban negociando las condiciones para su entrega y resguardo".

El documento indicó además que los hombres comandados por Pérez, "intentaron detonar un vehículo cargado de explosivos".

Pero esa versión contrasta con los videos transmitidos el lunes a través de las redes sociales, en las que Pérez y varios de sus compañeros gritan en repetidas ocasiones de que dejen de disparar porque ellos deseaban evitar un enfrentamiento.

"Nos vamos a entregar, no sigan disparando", Pérez, claramente herido, grita en unos de los videos.