Síguenos en: Menu

¿Qué hizo el ex policía venezolano insurrecto Óscar Pérez antes de morir?


Antes del brutal ataque lanzado contra el ex policía venezolano insurrecto Óscar Pérez, este se escuchaba confiado en el proceso de negociaciones que él y seis personas de su grupo iniciaron con los integrantes de la operación para capturarlo el pasado 15 de enero.

En un nuevo video divulgado este lunes en las redes sociales y publicado por el website LaPatilla.com, Pérez hizo un recorrido por la humilde vivienda donde estaban atrincherados en El Junquito, en las afueras de Caracas.

Mostró los orificios de las balas en las paredes, afirmó "tenemos un hombre herido" y dijo "ya estamos negociando con la gente".

Pérez, de 36 años y quien voló en helicóptero en el 2017 sobre la sede del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas, sigue con el recorrido y asevera que "hay civiles dentro de la instalación".

En un momento sube a la segunda planta de la vivienda donde hay una mujer a la que identifica solo como "la esposa de Lugo" y le pregunta que si está herida, a lo que responde que no. Se trataba de Lisbeth Andreina Ramírez Mantilla, la pareja de Jairo Simón Lugo Ramos, otro de los abatidos durante lo que ahora se conoce como la "masacre de El Junquito".

El video grabado por el mismo Pérez termina cuando el ex policía informa que "estamos rodeados de francotiradores por la parte de afuera".

Pérez y las seis personas de su grupo fueron abatidos por fuerzas policiales y militares en una operación en la que se usó un lanzacohete RPG y otro armamento de alto calibre, según las imágenes de videos y testimonios, a pesar de que habían expresado su disposición a entregarse.

El ex funcionario también transmitió por las redes sociales videos de las conversaciones que sostuvo con el mayor de la Guardia Nacional para evitar un choque de fuerzas, mientras que personas que mantuvieron contacto telefónico con él durante esa mañana informaron a el Nuevo Herald que el policía también habló directamente con sus jefes dentro del cuerpo policial de investigaciones CICPC manifestando su deseo de evitar un enfrentamiento.

Viendo que no tenía ninguna posibilidad de escapar, Pérez procedió a negociar su entrega con las autoridades, propuesta que fue aceptada por el Mayor de la Guardia Nacional, Rafael Enrique Bastardo Mendoza.