Síguenos en: Menu

Pronunciamiento ACEEZ


LA ACADEMIA DE CIENCIAS ECONOMICAS DEL ESTADO ZULIA

En uso de las atribuciones establecidas en la ley y demás instrumentos normativos que la rigen, ante la grave CRISIS DE LEGITIMIDAD por la que esta atravesando el Estado venezolano, que esta poniendo en peligro la paz y el bienestar general del país, ha creído conveniente expresar al Estado Zulia y al resto de Venezuela, lo siguiente:
CONSIDERANDO
Que en Diciembre de 2015, cumpliendo el ordenamiento constitucional y legal vigente, se realizaron las elecciones para escoger a los integrantes del Poder Legislativo Nacional para el periodo 2016-2020, resultando de tal proceso, con elevada participación de electores, la legitimidad de origen indiscutible de la Asamblea Nacional.
CONSIDERANDO
Que dado el resultado adverso para el régimen gobernante en la mencionada elección, al margen de la Constitución y la ley, se iniciaron acciones para desconocer la vigencia y competencias legislativas y de control de ese cuerpo legislativo, considerándolo en desacato, generándose un paulatino proceso de ilegitimidad que afectó gravemente la integración del Poder Judicial, Ciudadano y Electoral.
CONSIDERANDO
Que tal escalada de ilegitimidad condujo al régimen a pretender sustituir a la Asamblea Nacional, dotada de legitimidad de origen, por la mal denominada, Asamblea Nacional Constituyente, electa el 30 de Julio de 2017, en franca violación de los artículos 347 y 348 de la Constitución Nacional vigente, mediante proceso electoral de dudosa seriedad y consistencia técnica y ética, generándose con todo ello un nuevo frente de ilegitimidad de origen.
CONSIDERANDO
Que las elecciones celebradas el 20 de mayo de 2018 para elegir al Presidente de la Republica para el periodo 2019-2024, convocadas por la mal denominada Asamblea Nacional Constituyente, violando la Constitución y la ley, constituyeron un fraude electoral que llevó a su desconocimiento tanto nacional como internacional. En consecuencia, el 10 de enero de 2019, el Presidente en ejercicio hasta ese día, incurrió en una usurpación del cargo de Presidente de la Republica, para el periodo 2019-2024, siendo tal usurpación ineficaz y sus actos viciados de nulidad.
CONSIDERANDO
Que tal crisis de legitimidad no solo se circunscribe al Poder Nacional, con excepción del Poder Legislativo, sino que se extiende también al Poder Estadal y Municipal, cuyas elecciones de gobernadores, alcaldes, legisladores estadales y concejales fueron convocadas por ese cuerpo ilegitimo mal denominado Asamblea Nacional Constituyente.
CONSIDERANDO
Que esta grave crisis de legitimidad del Estado venezolano, no solo de origen sino de ejercicio, demanda a los venezolanos un gran esfuerzo de concertación y acuerdos para recuperar la legitimidad lo antes posible.
ACUERDA
PRIMERO: Hacer un urgente llamado a las instituciones públicas y privadas del país y a los ciudadanos investidos o no de autoridad, a buscar con celeridad las salidas mas apropiadas para superar la legitimidad de origen y de ejercicio del Poder Público venezolano, tanto a nivel horizontal como vertical, de manera pacífica y constitucional.
SEGUNDO: Respaldar las iniciativas puestas en práctica por la Asamblea Nacional, único poder legítimo del Estado venezolano en la actualidad, para enfrentar la crisis político-institucional que nos agobia y recuperar la legitimidad de origen y ejercicio que todos los poderes públicos requieren en una democracia sustentada en el estado de Derecho. Ello implica ponerle fin a la usurpación iniciada el 10 de enero del 2019, promoviendo un gobierno de transición que enfrente de inmediato los grandes problemas nacionales y convoque un proceso electoral, libre, transparente y equilibrado, para escoger al nuevo presidente de la República, con indiscutible legitimidad de origen.
TERCERO: ante la usurpación ineficaz del cargo de Presidente de la República para el periodo 2019-2024 por parte de Nicolas Maduro, que ocasiona una falta absoluta en dicho cargo, reconocer a Juan Guaidó, Presidente de la Asamblea Nacional, como Presidente encargado de la República, hasta que el tal cargo recupere la legitimidad de origen, de acuerdo al espíritu, propósito y razón establecidos en la constitución vigente, como lo han hecho no solo la mayoría de los venezolanos, si no más de 60 países del mundo.
CUARTO: Poner a la orden del país y del Estado Zulia en particular, a esta academia, a fin de colaborar con todo aquello que sea necesario para devolver al país la legitimidad de origen y ejercicio, especialmente en aquellas actividades relacionadas con el orden económico y social.

Maracaibo 9 de febrero de 2019

LA JUNTA DIRECTIVA