Síguenos en: Menu

Precios petroleros suben por la caída de la producción de Venezuela


El éxito en la recuperación de los precios internacionales del crudo mediante la estrategia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, de reducir la producción de crudo se debe a la brusca y continua caída de la explotación venezolana de hidrocarburos, sostuvo el experto José Toro Hardy.

Toro Hardy, ex director de Petróleos de Venezuela, indicó que las malas decisiones financieras y operativas, el manejo político-clientelar de Pdvsa y la falta de mantenimiento "han hecho retroceder 70 años a la industria petrolera venezolana".

El especialista indicó que el bombeo actual de crudo es de apenas 1,5 millones de barriles diarios, que fue el registrado a finales de la década de de los años cuarenta del siglo pasado y comienzos de los cincuenta. Precisó que lo más delicado es que en los últimos 12 meses (entre marzo de 2017 y marzo de 2018) la producción nacional se contrajo más de 700.000 barriles por día.

Lo anterior representa para el país una merma de 25 millardos de dólares de los ingresos fiscales por exportaciones de hidrocarburos.

En este contexto, destacó que la OPEP reporta el logro de un cumplimiento global de la meta de producción con los acuerdos de recortes de noviembre pasado, lo cual ha equilibrado la oferta/demanda en el mercado petrolero internacional con una mejora en las cotizaciones del crudo. Sin embargo, agregó el experto, esa disminución es ocasionada por la salida de los barriles venezolanos, pues varios de los países miembros están produciendo por encima de sus cuotas. Insistió en que, con la producción tan disminuida, el impacto del incremento de los precios petroleros en el ingreso por exportaciones de hidrocarburos es pequeño.

Sobre la exigencia de empresas petroleras de China y Rusia al Ejecutivo de la renuncia de la directiva de Pdvsa, presidida por el general mayor Manuel Quevedo, el analista Toro Hardy indicó: "Quevedo sabrá mucho de asuntos militares pero de petróleo no tiene el menor conocimiento".

El ex directivo de Pdvsa refirió que las compañías Rosneft de Rusia y la Nacional Petrolera de China son celosas del respeto de la seguridad jurídica en los países donde operan, y ese no es el caso de Venezuela. Resaltó que el gobierno tiene una deuda muy alta con los chinos y los rusos, la cual es cancelada con crudo venezolano en el contexto de una producción petrolera nacional en franca declinación, situación que no se resuelve de la noche a la mañana.