Síguenos en: Menu

Precios petroleros bajan tras fracaso de la reunión en doha


Los precios del petróleo registraban fuertes pérdidas este lunes, en reacción al fracaso de la reunión celebrada en Doha que tenía como objetivo que varios países petroleros de la OPEP y también exportadores fuera del pacto concertaran congelar la producción para sostener los precios.

"Los precios del petróleo comenzaron la semana con fuertes pérdidas después de que la reunión de países productores celebrada el día anterior en Doha terminó sin un acuerdo", comentaron los analistas de Commerzbank.

En la apertura de los intercambios en Asia, los precios cayeron a un mínimo en 10 días de 40,10 dólares por barril para el Brent y 37,61 dólares para el WTI. Estos niveles marcan pérdidas de 6,7% y 6,8% respectivamente, con respecto al cierre del viernes.

En los intercambios europeos, las cotizaciones lograron recortar las pérdidas.

Esta tendencia negativa arrastró a algunos mercados bursátiles, aunque con un impacto limitado. Las bolsas en Asia cerraron con pérdidas, los mercados europeos abrieron en baja y Wall Street abrió con una caída de 0,27%.

Después de que los precios tocaron en febrero un mínimo en 13 años, las cotizaciones habían logrado subir. Los inversores anticipaban un acuerdo el domingo en Doha para recortar la producción.

Pero tras seis horas de negociaciones, el ministro catarí de Energía, Mohammed ben Saleh al Sada, anunció que los 18 países en la mesa de negociaciones necesitaban "más tiempo" y echó tierra el optimismo de los actores del sector. Y más al no haberse fijado fecha para una nueva reunión, según el ministro.

Las divergencias entre Irán, que finalmente anunció que no participaría, y Arabia Saudita marcaron la reunión.

"Es indiscutible que este lunes un sentimiento de decepción inundó los mercados mundiales tras el fracaso de la reunión en Doha el domingo, que restó la poca credibilidad que le quedaba a la OPEP (Organización de países exportadores de petróleo)", destacó Lukman Otunuga, analista de FXTM.

Para Otunuga, pese a la ausencia de Irán, las expectativas de un acuerdo para congelar la producción eran altas, pero el conflicto evidente entre Arabia Saudita e Irán saboteó todos los esfuerzos, lo que generó el desplome de los precios.

Arabia Saudita torpedeó el acuerdo

"Las expectativas de acuerdo en Doha eran altas", recordó Bernard Aw, analista de IG Markets para explicar este bajón.

Para los expertos de Commerzbank, cuando Arabia Saudita exigió como condición la participación de Irán, pese a que Teherán ya había expresado su negativa, "torpedeó de manera voluntaria un acuerdo".

Desde junio de 2014, los precios que rondaban los 100 dólares por barril comenzaron a caer por el exceso de oferta que el mercado no puede absorber, en un contexto de desaceleración, especialmente en China.

"Las discusiones del fin de semana demuestran que el Gobierno saudí, como el vicepríncipe heredero de Arabia Saudí lo dijo claramente, no quieren perder su cuota de mercado", declaró a la agencia Bloomberg News el analista de Citigroup Ed Morse.

En una entrevista publicada el sábado por la agencia Bloomberg, el vicepríncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed ben Salmane, había reiterado que su país no congelaría su producción de crudo a menos que Irán también lo hiciese.

Por su lado, Teherán quiere aprovechar la anulación parcial de las sanciones internacionales tras la entrada de vigor del acuerdo nuclear a mediados de enero para aumentar su producción y recuperar sus cuotas de mercado.

Los miembros de la OPEP juntos han bombeado 32,25 millones de barriles diarios (mbd) en marzo -casi un tercio Arabia Saudi-, contra una media de 31,85 mbd en 2015

Fuente: El Venezolano