Síguenos en: Menu

Políticos del sur de la Florida condenan represión en Venezuela y piden acciones al gobierno de EEUU


Una veintena de políticos del sur de la Florida condenaron el lunes las "atrocidades" cometidas en Venezuela por el régimen de Nicolás Maduro contra los manifestantes que protestan exigiendo su salida del poder, y anunciaron que pedirán al gobierno y al Congreso de Estados Unidos que tomen acciones para ayudar a restaurar la democracia en el país sudamericano.

"Estamos pidiendo el apoyo del Congreso y vamos a pedir más acciones del gobierno federal para devolver la democracia en Venezuela", dijo el alcalde de Doral, Juan Carlos Bermúdez en una conferencia de prensa en el ayuntamiento de esa ciudad.

Bermúdez dijo que también solicitarán en la Conferencia de Alcaldes la liberación del opositor alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, quien lleva más de dos años bajo arresto domiciliario.

Los políticos denunciaron las muertes, detenciones y violencia contra el pueblo venezolano evidenciadas en las protestas callejeras de las últimas semanas, que han dejado al menos 24 muertos, cientos de heridos y más de 1,000 detenidos.

En la conferencia de prensa participaron alcaldes y comisionados de varias ciudades del sur de la Florida, el alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, y varios representantes de congresistas y senadores.

El comisionado del condado Miami-Dade José "Pepe" Díaz, dijo que el mensaje que querían enviar era claro: "Ya basta".

"Denuncio todas las acciones del dictador Maduro y el uso de la violencia contra su propio pueblo", dijo Díaz.

"Les estamos pidiendo a los funcionarios federales que adopten leyes que apoyen al pueblo venezolano y sanciones para el gobierno de Venezuela", enfatizó.

A su vez, el alcalde Giménez se refirió a la situación en Venezuela como "una dictadura disfrazada de democracia socialista" que "está dispuesta a hacer lo que sea para mantenerse en el poder".

La comunidad del sur de la Florida "ya ha visto esto", dijo el alcalde en referencia al régimen de Cuba.

"Yo soy un cubano refugiado", dijo Giménez, "y hay muchos de nosotros que hemos sido testigos de esto que está pasando en Venezuela (...) que hemos sufrido la falta de democracia".

"El tema más importante en este momento para el sur de la Florida, es el problema de Venezuela", dijo el alcalde de Doral.

Bermúdez, hablando en nombre de todos los políticos reunidos, dijo que la situación en Venezuela "tiene un impacto directo en nuestra comunidad", porque Miami-Dade es el condado con más venezolanos en EEUU, y Doral es la ciudad con más residentes provenientes de ese país.

En el sur de la Florida viven unos 80,000 venezolanos, 50,000 de ellos en el condado Miami-Dade, según cifras suministradas por el presidente de la Comisión condal, Esteban Bovo Jr.

Al ayuntamiento asistieron varias organizaciones venezolanas, entre ellas Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), cuyo presidente, José Colina, expresó preocupación por la situación migratoria en la que se encuentran miles de sus compatriotas en EEUU y aseguró que de ser deportados eso sería "una sentencia de muerte".

Díaz dijo que estaban de acuerdo con el planteamiento y que se encontraban trabajando con el senador Marco Rubio para buscar un Estatus de Protección Temporal (TPS) para los venezolanos y preparando una resolución para que el gobierno federal acelere el proceso de emisión del TPS.