Síguenos en: Menu

¿Podrá el 'petro' rescatar la devastada economía de Venezuela?


BOGOTA, Colombia

¿Acaso el presidente venezolano Nicolás Maduro ha encontrado una solución de vanguardia para los problemas económicos de la nación o creó otra distracción en medio de una economía que se derrumba?

Un día después de que Maduro dijera que su gobierno lanzaría una criptomoneda nacional llamada petro para romper el "bloqueo financiero" de Estados Unidos, los expertos, incluidos algunos de los asesores del gobierno, debatían si realmente funcionaría.

John Villar, un empresario de criptomonedas con sede en Caracas que se desempeñó como asesor informal del gobierno, dijo que el petro tiene potencial para resolver varios de los problemas de la nación.

No solo le permitirá a la administración socialista eludir las sanciones económicas, permitiendo que el dinero circunde el sistema financiero dominado por Estados Unidos, sino que, paradójicamente, también podría ayudar a eliminar la corrupción.

Si bien las criptomonedas brindan anonimato, la tecnología subyacentede blockchain también mantiene un registro completo de transacciones, proporcionando un grado de transparencia que ha estado presente en las finanzas del gobierno, dijo Villar.

"Esto podría hacer que las transacciones sean rastreables y queden bajo auditoría", dijo Villar, quien estuvo en Bogotá asistiendo a la Conferencia Latinoamericana de Bitcoin y Blockchain. "Esta sería una forma de luchar contra la corrupción".

El domingo, Maduro dijo que el petro estaría respaldado por las reservas de petróleo, gas y diamantes del país. Pero las personas cercanas al proyecto dijeron que los detalles aún se están debatiendo.

"Esto es un trabajo en progreso", dijo Gabriel Jiménez, director general de The Social US, una incubadora de tecnología venezolana especializada en aplicaciones de criptodivisas y que también asesora al gobierno sobre el proyecto. "No hay nada que haya sido resuelto al 100%".

Si bien respaldar la moneda digital con activos duros podría darle un brillo de legitimidad, Villar dijo que al hacerlo, el petro quedará propenso a injerencias.

En las últimas semanas, por ejemplo, el gobierno ha arrestado a más de 60 ejecutivos de compañías petroleras estatales, algunas de ellas por mentir sobre cifras de producción. Una moneda digital cuyo valor esté respaldado por las reservas de petróleo también podría ser vulnerable a ese tipo de "fraude de materias primas" y manipulación, dijo Villar.

Hay razones para ser escépticos con la iniciativa. El gobierno no ha sido capaz de defender la moneda nacional, el bolívar, que se ha depreciado más de 3,000 por ciento frente al dólar este año en el mercado negro, según el sitio de internet ampliamente rastreado DolarToday.com

Si no hay fe en la moneda respaldada por el gobierno, no hay razón para creer que una moneda respaldada por las materias primas del gobierno inspire más confianza, sugirió Villar.

"Si tienes una moneda respaldada por un producto básico, estás creando otro bolívar", dijo.

Venezuela se tambalea bajo una inflación de tres dígitos y una crisis de efectivo que ha llevado a la escasez de alimentos y medicinas. Además de haber sido sido golpeado con sanciones estadounidenses y europeas, el gobierno ha estado luchando para refinanciar la deuda mientras se tambalea con un incumplimiento de pago.

"Lo que tienes en Venezuela es hiperinflación, que no se resolverá con la introducción de una nueva moneda", dijo el lunes el ministro de Finanzas de Colombia, Mauricio Cárdenas, a la radio RCN. "Los problemas de Venezuela son fundamentales y solo pueden corregirse adoptando medidas que estabilicen sus finanzas públicas".

Si bien el petro podría no ser una bala mágica, Jiménez dijo que pudiera ser una herramienta útil para los venezolanos que han perdido la fe en el bolívar y están buscando lugares seguros para esconder su efectivo.

El petro (como el bitcoin) se puede codificar para que no se puedan producir más tokens, lo que hace imposible que los bancos centrales devalúen la moneda al imprimir más.

En cierto modo, el petro es un reconocimiento de lo que ya está sucediendo en el país. En medio del dramático colapso de bolívar, muchos venezolanos han recurrido a monedas como el bitcoin, ethereum y dash para preservar valor.

Y la electricidad altamente subsidiada del país hace que las operaciones de "minería" cripto, que dependen de bancos de computadoras que funcionan las 24 horas del día, sean rentables. Aun así, el gobierno ha cerrado algunas operaciones en medio de acusaciones de robo de energía.

Si bien no hay cifras, los expertos en la industria estiman que hay miles, si no decenas de miles, de "mineros" de criptomonedas en Venezuela.

A pesar de que Villar apoya la idea de Petro, dijo que el gobierno no tiene que reinventar la rueda.

"No necesitamos una nueva divisa criptográfica", dijo. "Simplemente deben permitirnos usar las que ya están circulando".