Síguenos en: Menu

Piden al Ejecutivo revisar marco de leyes económicas


En momentos en que el Gobierno nacional ha convocado a una reactivación del aparato productivo, ante la crisis económica que enfrenta el país por la caída de los precios del petróleo, el abogado Juan Rafalli consideró necesaria una revisión del marco jurídico que está ahuyentando las inversiones productivas.

Argumentó que Venezuela se convirtió en un país de alto riesgo para la inversión, por el afán de intervención del Estado y por el marco regulatorio.

Durante el foro Impacto empresarial de las nuevas leyes económicas, organizado por el IESA, Rafalli señaló que el empresario en general siente que el entorno no es favorable. "En un entorno regulatorio en donde hay sanciones elevadas, hay tributos, hay cargas, es decir, se hace cuesta arriba el poder producir en un entorno así", dijo.

Lamentó que el conjunto de leyes aprobadas en 2014 por el Ejecutivo, vía Habilitante, terminaron reafirmando el carácter punitivo que poco favorece a la iniciativa privada. Destacó que sigue estando en deuda la toma de medidas estructurales y de fondo que permitan mejorar el andamiaje legal, que estimule las inversiones.

Al respecto, el economista y profesor del IESA, Richard Obuchi precisó que en los últimos años se ha avanzado en una regulación contraria a la propiedad privada y se ha fortalecido el rol del Estado mediante una política de controles, que no han dado los resultados esperados.

Detalló que en el caso del control de precios, que nació en el año 2003, la inflación general ha aumentado 1.706,51%; mientras que el alza de precios de los alimentos ha sido de 3.911,74%.

Rafalli insistió en que no se trata de que no existan los controles, porque tampoco se trata de un libertinaje absoluto, "pero lo que no puede ser es que durante 15 años se haya establecido un cerco contra la actividad productiva".

Llamó al Ejecutivo a la reflexión frente al escenario que está atravesando el país, y a establecer una sincera alianza con el sector privado productivo.

"Si se quiere que la actividad privada reimpulse a la economía y que el país comience a generar progreso, hay que cambiar la relación del Estado con la empresa. No se puede tocar el núcleo duro del derecho a la libertad económica. Venezuela no es el único país para invertir por más que tenga unas potencialidades para adquirir bienes y servicios", apuntó.

Entre tanto, la abogada Andrea Rondón señaló que Venezuela ocupa hoy el puesto 182 de 189 en el Índice Doing Business 2015, del Banco Mundial que mide las facilidades para hacer negocios. Esto es porque, entre otros aspectos, hacer operativa una empresa en el país puede tomar 144 días, cuando en otras naciones como Chile dura seis días.

Fuente: El Universal