Síguenos en: Menu

Perú pide evitar un 'mar de sangre' en Venezuela


Pedro Kuczynski, presidente de Perú, pide a la comunidad internacional actuar para evitar que la crisis política y social de Venezuela desemboque en "un mar de sangre".

El mandatario peruano se pronunció nuevamente sobre la situación del país venezolano durante su visita oficial en Madrid en España, donde intervino en un foro empresarial.

"En Venezuela no hay democracia. Hubo una elección, pero ahora una buena parte de la población no se siente representada", afirmó y agregó que se trata de "que no haya presos políticos y que se deje entrar ayuda humanitaria porque hay problemas inmensos" de abastecimiento.

Kuczynski señaló que si no se actúa el riesgo es que la violencia degenere y haya "un mar de sangre, que haya gente que escape hacia Colombia, otros que se vayan en bote, como los emigrantes en el Mediterráneo".

"Tenemos que evitar eso y buscar una solución", subrayó el presidente peruano, partidario de implicar a gobiernos vecinos para favorecer un "arbitraje" que favorezca el diálogo y la conciliación en Venezuela.

Respecto al resto del continente latinoamericano, Kuczynski afirmó que "con la excepción de Cuba, todo es democrático".

También el gobierno español mostró su preocupación por Venezuela durante un encuentro entre el presidente Mariano Rajoy y su homólogo Pedro Kuczynski.

Proponen Mediador

Ricardo Luna Mendoza, ministro de Relaciones Exteriores de Perú, identificó a Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, como un posible "mediador" en la crisis venezolana, que calificó de "tenebrosa". Luna Mendoza participó en un foro sobre "El Perú del futuro", organizado por el Grupo Prisa en Madrid en el marco de la visita oficial a España del Presidente peruano.

Aseguró que "no hay que obsesionarse" con la idea de que se resuelva gracias a la intervención de la Organización de Estados Americanos (OEA). Indicó que se puede avanzar en la idea de establecer un "grupo de contacto" integrado por varios países aceptados por las dos partes enfrentadas en Venezuela y del que salga una figura como mediador.

"Trudeau quizá", explicó Luna Mendoza como opción compatible además con el hecho de que "Canadá tiene un rol de potencia global".