Síguenos en: Menu

Ortega 'prende el ventilador' desde Brasil


La exfiscal venezolana Luisa Ortega, que abandonó su país tras ser acusada de traición por el Gobierno, dijo ayer que tiene pruebas contra los principales dirigentes chavistas, incluyendo el presidente Nicolás Maduro, en la investigación sobre los sobornos pagados por la constructora brasileña Odebrecht.

"Tengo pruebas en el caso Odebretch que comprometen a Maduro, Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez y otros", afirmó Ortega en la ceremonia de apertura de una reunión de fiscales de los países del Mercosur en Brasilia.

La funcionaria atribuyó la persecución que sufre en Venezuela a sus investigaciones sobre las corrupción de Odebrecht en su país contra los altos dirigentes del chavismo.

"Lo más grave es que todo está relacionado con la corrupción. Lo que ocurre conmigo es por una serie de denuncias que hice", afirmó la fiscal en la apertura de la XXII Reunión Especializada de Ministerios Públicos del Mercosur (REMPM), en la que fue tratada como la "fiscal legítima" de Venezuela.

Según Ortega, la crisis en Venezuela fue provocada por la corrupción y amenaza con expandirse a toda la región.

"En Venezuela lo que ha ocurrido es la muerte del derecho. La estabilidad de la región está en peligro. Lo que ocurre en Venezuela puede permear a toda la región", afirmó.

Agregó que en Venezuela no hay ninguna garantía de justicia, ya que lo que quiere el "régimen" de Maduro es impunidad en los casos de corrupción.

"Hay que recuperar la democracia en Venezuela, sin tener autoridades vinculadas a la corrupción".

Ilegítimamente destituida

Ortega señaló que, tras ser ilegítimamente destituida por investigar la corrupción en Venezuela, fue sustituida por una persona contra la que existen seis investigaciones por corrupción.

"Fui separada ilegítimamente de mi cargo y fue designada una persona para que ocupara las funciones de fiscal general de la República que tiene seis expedientes por corrupción. Y lo primero que hizo fue solicitar los expedientes para pedir el sobreseimiento", dijo.

Afirmó que los seis expedientes contra el nuevo fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, están relacionados con el desfalco a la estatal petrolera PDVSA y que no servirá de nada archivar los procesos y esconder las pruebas porque tiene en su poder copias certificadas de los documentos comprometedores.

La exfiscal venezolana llegó a Brasil en la madrugada de ayer, pocas horas después de que Nicolás Maduro anunciara que le pedirá a Interpol su captura y la de su esposo, el diputado chavista Germán Ferrer.

Brasil ofrece asilo

Brasil le ofreció ayer asilo político a la fiscal venezolana Luisa Ortega, que abandonó su país tras ser acusada de traición por el régimen de Nicolás Maduro, aunque la funcionaria aún no ha decidido en dónde se radicará, según fuentes oficiales. La oferta de asilo fue anunciada por el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Aloysio Nunes, tras reunirse con Ortega en Brasilia. "No sondeó (si quería asilo) y ni sería necesario porque ella, sabe que Brasil le ofrece asilo por tener uno de los estatutos de los refugiados más modernos del mundo", afirmó el ministro brasileño en declaraciones a la cadena de televisión Globo.