Síguenos en: Menu

Nuevo salario diario no alcanza ni para un paquete de galletas


El más reciente aumento del salario mínimo, de 65.021 bolívares a 97.531 bolívares, ha implicado una nueva ola de inquietud y angustia en los venezolanos. Ahora los ciudadanos ganarán 3.251 por cada día del mes.

Varias de las personas consultadas durante un recorrido de El Nacional Web por panaderías y kioscos de Caracas coincidieron en que los nuevos precios a los que tendrán que recurrir en los próximos días para percibir una "ganancia" les generarán una disminución en la clientela.

"Semanalmente aumento los precios", señaló un vendedor que prefirió mantenerse en el anonimato.

En un establecimiento ubicado en la avenida Francisco de Miranda tan solo el costo de una arepa con un solo tipo de relleno se ubica en 4.400 bolívares y con tres contornos en 8.500 bolívares. Un plato principal acompañado de sopa y jugo cuesta 9.990 bolívares. Se requieren mínimo dos días de trabajo para poder comerse una arepa y costear además la bebida para acompañarla.

"Cada vez que el presidente anuncia un aumento me da tristeza, me siento casi a llorar. La gente se está muriendo de hambre. Estamos débiles, no estamos comiendo bien", expresó con indignación una ciudadana que no quiso ser identificada.

"Si ahorita cuesta conseguir los alimentos, con este aumento mucho más. Ni un desayuno se va a poder comprar", expresó un trabajador del local. Aseguró que, a pesar no tener ni pareja ni hijos, se ve en la necesidad de abastecerse con lo poco que consigue.

Las chucherías son un lujo

Miles de personas se han limitado al gusto de comprar postres o alimentos que compensen algún antojo, debido a que el dinero no les alcanza y lo poco que tienen lo gastan en alimentos básicos.

Entre las famosas "chucherías", un chocolate grande cuesta 6.500 bolívares. Un paquete de oreo de 12 unidades 6.000 Bs. Un paquete de chicharrón criollo, de tamaño mediano, vale 5.300 bolívares. El costo de un paquete de galletas María oscila en 6.000 bolívares.

Uno de los vendedores indicó que debido a la "indetenible inflación", la economía presenta puntos de inestabilidad. "¿Qué adquieres para que los demás consumidores puedan comprarte la mercancía?", dijo.

Una cadena de comida rápida ubicada en la avenida principal de Los Ruices, dispone los precios de los postres a un costo un poco más elevado de lo que una persona gana a diario para llegar al sueldo mínimo:

-Un helado tipo barquilla con una sola porción cuesta 3.900 bolívares.

-Un helado familiar 13.000 bolívares y un trozo de torta de queso con helado 7.500 bolívares, son algunos de los precios que hasta los momentos mantiene el local.

Un aumento insuficiente

En lo que va de año este aumento de 50% corresponde al tercero realizado por el presidente Nicolás Maduro: el primero se realizó en febrero de este año, de 27.091 a 40.638 bolívares, y el segundo en el mes de mayo, de 40.638 bolívares a 65.021 bolívares.

De acuerdo con el informe del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FMV), la canasta básica registró un incremento de Bs.123.146, 87 (14,2%) con respecto al mes de abril de 2017.

En lo que respecta a la adquisición de la canasta básica alimentaria, el salario mínimo resulta insuficiente. El conjunto de alimentos básicos para una familia aumentó a 990.918,92 bolívares en el mes de mayo.

Un conjunto de factores económicos no han sido atendidos hasta los momentos por el gobierno nacional: la inflación y la escasez forman parte de ellos. "Cada aumento que realiza el presidente es una guillotina para todos los venezolanos, nos perjudica a todos. No hay equilibro entre el sueldo y costos de los productos", indicó un trabajador informal.