Síguenos en: Menu

'Nuevo equipo de la MUD no va a hablar, sino a negociar'



El proceso de negociación entre la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y el Gobierno del presidente Nicolás Maduro adquiere un tono diferente. La alianza opositora incluyó nuevos rostros en la delegación con la que se presentará ante el Ejecutivo nacional. Ya no solo hay líderes políticos, sino toda una gama de expertos de distintas ramas que expondrá los diversos puntos para plantear sus solicitudes que son garantías electorales, apertura de un canal humanitario, libertad para los presos políticos y restitución de las facultades de la Asamblea Nacional (AN).

Analistas consideran que la reestructuración del equipo refuerza la "seriedad y los alcances" del proceso, un factor que "presiona" a la representación del jefe de Estado.

"Esto le puede indicar al Gobierno que la oposición va en serio, que va en plan de negociación. Si en su estilo de siempre quiere salirse con las suyas, quiere vacilarse a la oposición, en esta oportunidad no va a poder", expuso Luís Salamanca, miembro del Instituto de Estudios Políticos de la Universidad Central de Venezuela (UCV) a La Verdad.

La comitiva está integrada por Julio Borges, quien la preside, Enrique Márquez, Luís Florido, Timoteo Zambrano, Luís Aquiles Moreno, Timoteo Zambrano, Eudoro González, Simón Calzadilla, Mariela Magallanes, Manuel Texeira y Luís Carlos Padilla, todos éstos son diputados de la AN; además están Gustavo Velázquez (experto en comunicación y estrategia), Vicente Díaz (ex rector del CNE), Juan Manuel Raffalli (abogado constitucionalista), Asdrúbal Oliveros (economista), Marcela Máspero, (coordinadora nacional de la Unión Nacional de Trabajadores), Feliciano Reyna (activista en derechos humanos), Colette Capriles (socióloga), Daniel Sierra (abogado), María Eugenia Mosquera (fundadora de Vale TV), León Arismendi (abogado laboral) y Jorge Roig (ex presidente de Fedecámaras).

Salamanca aseveró que a diferencia de ocasiones anteriores, esta vez "hay un buen equipo para negociar. No se va a hablar, sino a negociar. Lo de antes era una conversación entre dirigentes políticos, ahora hay expertos en diferentes materias que pueden guiar".

Luís Vicente León, presidente de Datánalisis, publicó en su twitter que las nuevas figuras en la delegación de la MUD son un elemento "positivo". Subrayó que "el Gobierno va a República Dominicana mucho más presionado que en ningún intento de diálogo previo. Requiere flexibilizar sanciones y validar refinanciamiento. La oposición se presenta con poder de negociación derivado de las sanciones y no de su acción política".

Aníbal Sánchez, analista electoral, destacó que "una amplia comisión de negociación sabrá qué pedir para tener garantías electorales".