Síguenos en: Menu

MP acusa al TSJ de usurpar sus funciones al pretender nombrar a vicefiscal


Caracas.- El Ministerio Público (MP) señaló este jueves que "la pretendida designación" de Katherine Harrington como vicefi­scal general por parte de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) "es inconstitucional, ilegal, ilegítima y representa una continuidad a la ruptura del orden constitucional".

A través de un comunicado emitido luego de que se reuniera su directiva en horas de la tarde para definir "líneas de acción", el organismo determinó que con la decisión del 4 de julio de 2017 la Sala Constitucional "usurpó funciones" de la fiscal general de la República y de la Asamblea Nacional".

En ese sentido, resaltó que "representa un deber ineludible para todo ciudadano, investido o no de autoridad, desconocer dicho nombramiento con el objetivo de colaborar en el restablecimiento de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, previsto en su artículo 333".

El texto argumenta que la legislación tiene como una atribución de la fiscal general designar al vicefiscal general, previa autorización de la Asamblea Nacional, y que la Sala Constitucional corte suprema no puede anular actos administrativos, como los que resuelven la designación de un funcionario, reseñó Efe.

Se refiere también a la decisión judicial que declaró al Parlamento en desacato, lo que le ha permitido al TSJ tomar decisiones que corresponden al Legislativo.

El Ministerio Público niega la legalidad del desacato que se ha declarado sobre la AN, asegurando que es una sanción "personalísima" que no se aplica a las instituciones.

Defiende la validez de la designación de Rafael González Arias aprobado el pasado martes por la mayoría absoluta del órgano legislativo nacional, por lo que destaca que para el momento de la designación de la funcionaria el cargo "no estaba vacante".

Haringhton, sancionada por Estados Unidos en 2015 con congelación de bienes y prohibición de entrada a ese país, llegó hasta las puertas de la Fiscalía acompañada por varios funcionarios del Supremo y entregó una carta que le acredita como vicefiscal general.

Tras una media hora, la funcionaria se marchó del lugar sin haber tenido éxito en su intento por tomar posesión del despacho para el que la acreditó la Sala Constitucional del Supremo.