Síguenos en: Menu

Morgan Stanley ve el petróleo en 20 dólares


El precio del petróleo parece querer batir todos los récords de volatilidad de su historia. Este martes, en una sesión marcada de nuevo por la volatilidad en el valor, se anota una tímida subida pese a haber llegado a caer cerca de un 3%, perforando la barrera de los 31 dólares por barril de Brent, una cifra vista por última vez hace prácticamente 12 años, en abril de 2004.

Y es que todavía no ha encontrado suelo esta materia prima que ya poco tiene de oro negro para los inversores. A la inestabilidad de hoy, se le suma el casi 6% que perdió el lunes. Este miércoles se conocerá el informe semanal sobre reservas en Estados Unidos y los analistas esperan un nuevo aumento, lo que no ayuda a disminuir la presión sobre el precio.

Por si fuera poco, el gigante financiero Morgan Stanley ha presentado un informe en el que valora la posibilidad de que el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, alcance los 20 dólares por barril en un futuro cercano.

Bloomberg
Al más que citado exceso de producción, motivado por la estrategia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo de hundir el precio del oro negro con el objetivo de expulsar del mercado a los países más ineficientes, se le suma ahora la previsible apreciación del dólar, íntimamente relacionado con la cotización del barril.

Según los analistas de Morgan Stanley, "el precio del petróleo podría caer entre un 15% y un 20% solo con que la moneda estadounidense se apreciase un 5%". Según la entidad financiera, las presiones mundiales han llevado el precio del crudo por debajo de los 60 dólares, pero la diferencia entre ese precio, y los menos de 32 dólares actuales hay que buscarlo en la fortaleza de la divisa.

Y es que, desde enero de 2015, el dólar llegó a apreciarse con respecto al euro más de un 15%, aunque tras la reunión del Banco Central Europeo del 2 de diciembre, que tanta decepción causó entre los inversores, esta cifra se ha reducido a algo más de un 11%, incluso pese a la subida de los tipos de interés de la Reserva Federal.

Desde Morgan Stanley no se relativiza el peso sobre el precio del petróleo del plan de la OPEP, la caída de la demanda mundial por la desaceleración china, ni de la guerra de precios fruto de las crecientes tensiones en Oriente Medio entre Arabia Saudí e Irán; pero consideran que, los movimientos a la baja que se perciban a partir de ahora, guardarán una estrecha relación con el estado del dólar.

Goldman Sachs también prevé un precio de 20 dólares para el Brent

En el mismo valor sitúa el barril de petróleo el banco de inversión Goldman Sachs, aunque los motivos que esgrimen sus analistas son bien diferentes.
Con los niveles de inventarios en máximos históricos, el gigante financiero considera que, si los niveles de producción global no descienden rápidamente, los stock presionarán a la baja el precio para acabar con este excedente.

"El excedente de petróleo es aún mayor de lo que esperábamos y creemos que esta situación continuará en 2016", señala el analista de Goldman Sachs Damien Courvalin. "Seguimos creyendo que en el corto plazo el mayor ajuste por el lado de la oferta se producirá en el gas esquisto estadounidense".

Importante es también para la cotización del barril de tipo Brent el estado del rublo ruso. La depreciación de esta divisa ha permitido que Rusia introduzca en el mercado ingentes cantidades de crudo barato, minimizando al mismo tiempo los efectos negativos que los bajos precios provocan en su economía. Según los últimos datos publicados, los niveles de producción de petróleo ruso han alcanzado máximos desde antes de la caída de la Unión Soviética.

Fuente: Biendateao