Síguenos en: Menu

Moneda venezolana rompe record histórico de devaluación


Es la primera vez en la historia que el billete de mayor denominación actualmente en circulación (Bs 100) equivale apenas a US$ 1 al menos en el mercado negro. El viernes, el bolívar sufrió un declive histórico frente a la moneda estadounidense, superando la barrera de los 100 bolívares por primera vez, ubicándose el costo de cada dólar en 100,68 bolívares. Se trata de cifras realmente dramáticas, considerando que, a comienzos de 2013, el costo de cada dólar se ubicaba en 17 bolívares al cambio oficial. Actualmente, el billete de menor denominación (Bs 2) equivale a tan solo dos centavos de dólar en el mercado negro.

Las repercusiones en la realidad cotidiana de los ciudadanos son claras y evidentes. Es común ver a las personas con fajos enormes de dinero en efectivo para poder realizar sus compras diarias. Los trabajadores independientes como vendedores de periódicos, carritos de comida rápida, y vendedores de billetes de lotería son los más desfavorecidos, al verse obligados a manejar grandes sumas de billetes de alta denominación todos los días, lo que supone la exposición a un alto riesgo, en un país con una de las tasas de delincuencia más altas de todo el mundo. "Los venezolanos solían invertir en autos y apartamentos para proteger sus ganancias; pero esos no son activos que se pueden comprar y vender con facilidad, así que la gente está frenéticamente concentrada en conseguir dólares" dice Luis Oliveros, economista y profesor universitario de Caracas.

Mientras el problema se agrava y la moneda se devalúa cada vez más, el gobierno no da su brazo a torcer, y no parece querer tomar medidas efectivas. Paralelo a este problema, el país enfrenta una escasez de productos de todo tipo por causa de la falta de dólares de las empresas para importar, que van desde el aceite de cocina hasta los medicamentos para el tratamiento del cáncer; y una inflación que, según analistas independientes como Steve H. Hanke, profesor de la Universidad Johns Hopkins, es en realidad casi el triple de puntos porcentuales del que los voceros oficiales del gobierno han reconocido. Según Orlando Ochoa, profesor de economía de la Universidad Católica Andrés Bello, un billete de 500 o 1000 bolívares podría ser de gran ayuda en Venezuela en estos momentos, pero el gobierno no parece dispuesto a oficializarlo, porque eso sería reconocer las verdaderas dimensiones del problema y admitir que se les ha escapado de las manos.

Economía Sin Secretos