Síguenos en: Menu

Maduro tiene una cita en Colombia: debe declarar sobre presunto caso de corrupción


El Tribunal Supremo de Venezuela en el exilio ordenó al mandatario Nicolás Maduro comparecer ante una audiencia oral y pública en abril en Bogotá, Colombia, para declarar sobre su presunta participación en un caso de corrupción relacionado con la empresa brasileña Odebrecht que le costó a Venezuela unos $2,500 millones.

El Tribunal (TSJ) tomó la decisión tras admitir una querella de la fiscal general, también en el exilio, Luisa Ortega Díaz.

En el fallo del TSJ se indica que Maduro y su abogado deberán asistir el 3 de abril a las 9 a.m. a la vista judicial en la capital colombiana "a los fines de que exponga todos los alegatos que a bien considere necesarios para ejercer su defensa".

28/3 TSJ Legítimo notificó al ciudadano Nicolás Maduro Moros y la FGR Luisa Ortega Díaz para que comparezcan el día 3/4/18, 9 am, a la audiencia de antejuicio de mérito que se le sigue al primero de los nombrados, quien funge como Presidente de Vzla. pic.twitter.com/SBJp1VfNF5

— TSJ_Legítimo (@TSJ_Legitimo) March 29, 2018

Ortega, quien también está exiliada, debe asistir a la audiencia para que exponga los argumentos en el caso, según el fallo emitido por el presidente de la Sala Plena del TSJ, Miguel Ángel Martín.

Maduro podría enfrentar un juicio por ese caso.

Las probabilidades de que Maduro obedezca la orden judicial son desconocidas. Aunque el Tribunal Supremo de Justicia está en el exilio, tiene peso porque es reconocido por la Organización de los Estados Americanos (OEA), Estados Unidos y otras naciones como el poder judicial legítimo del país.

La fiscal general solicitó el 6 de marzo que la Sala Plena ordene el arresto de Maduro y solicite a la Interpol emitir una alerta roja.

El caso trata sobre la supuesta participación de Maduro en hechos irregulares en la ejecución de 15 obras de infraestructura en territorio venezolano, como la línea 5 del Metro de Caracas, la línea 2 del Metro de Los Teques, parte del puente sobre el río Orinoco, el segundo puente sobre el Lago de Maracaibo, entre otras.

Según la denuncia, Maduro desde que ejercía era ministro de Relaciones Exteriores presuntamente formaba parte de una amplia e influyente red de corrupción que era respaldada por los gobiernos de Venezuela y Brasil.

La trama, protagonizada por la empresa Norberto Odebrecht S.A.,incluía sobornos, pago ilícitos y tráfico de influencias.

Trece de los 33 magistrados del TSJ están exiliados en Estados Unidos. La Asamblea Nacional de Venezuela los nombró en julio del 2017 para sustituir a otros jueces que fueron designados por el Legislativo anterior en el 2015, que la oposición considera ilegítimos.

Tras la designación, la Sala Constitucional del TSJ los acusó de usurpación de funciones.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog.