Síguenos en: Menu

Maduro activa el 'Plan Zamora' para mantener orden interno, acusa a Borges de llamar a 'golpe de estado'


Caracas

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el martes que decidió activar el llamado "Plan Zamora", que le fue presentado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para mantener el orden interno ante las supuestas amenazas de golpe de Estado que ha sido convocado "desde Washington".

"Frente a este escenario he decidido activar el plan estratégico especial cívico militar para garantizar el funcionamiento de nuestro país, su seguridad, el orden interno, y la integración social, Plan Zamora que me ha sido presentado por el comando estratégico operacional de la FANB", dijo Maduro.

El presidente hizo el anuncio desde el palacio presidencial de Miraflores acompañado de su gabinete ejecutivo y miembros de la FANB y señaló que se activará la "fase verde" del plan con "toda la estructura militar, policial y civil del Estado venezolano", en defensa del orden interno contra ese plan golpista.

Maduro, aseguró también que el presidente del Parlamento del país, Julio Borges, debe ser procesado por llamar "al golpe de Estado" en una intervención que realizó esta mañana desde la sede del Legislativo.

En una transmisión desde el Palacio de Miraflores, acompañado de sus ministros y varios dirigentes del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Maduro dijo que lo que ha hecho Borges "configura un delito contra la Constitución y así debe ser procesado más temprano que tarde por la justicia nacional".

"Debe ser procesado cuando llama abiertamente a un golpe de Estado, a la división de la Fuerzas Armadas, al desconocimiento de sus autoridades legítimas, al desconocimiento de sus mandos y al desconocimiento de su comandante en jefe, eso es un delito que está tipificado en los códigos penales del país", afirmó.

Este miércoles, un día festivo en Venezuela por conmemorarse los 207 años de un acto popular que dio inicio a la independencia de España, el oficialismo y la oposición han decidido manifestarse enarbolando sus respectivas banderas de "libertad", según sus perspectivas.

Los venezolanos viven momentos de tensión, alimentada por anuncios y advertencias de ambas partes, incluyendo la insistencia del chavismo de acusar a dirigentes opositores de desatar la violencia.

Desde el lado opositor, dirigentes políticos, artistas, académicos y representantes de diferentes gremios han señalado su intención de marchar y han invitado a los venezolanos a no tener miedo a la "represión" del gobierno de Maduro.

El dos veces candidato a la Presidencia Henrique Capriles reiteró que la oposición marchará en todo el país contra "el golpe de Estado" y que en Caracas los manifestantes partirán desde 26 puntos y caminarán hasta la sede de la Defensoría del Pueblo, en el oeste de la ciudad.

Capriles recomendó "caminar en grupos" pues "es momento de estar acompañados" para evitar la "represión" de un gobierno, que "en su desesperación" es capaz de "cometer locuras".

El martes la mayoría opositora del Parlamento aprobó un acuerdo en el que se establece tramitar una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI) por delitos de lesa humanidad que, según el Legislativo, ha cometido el jefe de Estado.

Con el voto de la mayoría opositora y la ausencia de la bancada del chavismo, el Parlamento aprobó el acuerdo de "condena a la represión, persecución, tortura y otras violaciones a los derechos humanos de la población", en el que califican como una "autocracia" al gobierno de Maduro.

En la declaración se acuerda "instruir el expediente correspondiente a los efectos de tramitar denuncia ante la Corte Penal Internacional para el conocimiento de los delitos de lesa humanidad cometidos por Nicolás Maduro y las demás autoridades con poder de mando".