Síguenos en: Menu

Luis Vicente León: Inflación en 2016 podría cerrar en más de 1.000%


El presidente de la firma Datanálisis, Luis Vicente León, afirmó que la inflación en 2016 podría cerrar en más de 1000% y que el panorama para el próximo año no va a mejorar si se sigue apostando por el mismo modelo económico que plantea el Gobierno Nacional.

El también economista, egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, destacó que en Venezuela se vive una situación de desequilibrio, producto de la crisis económica, política y social más severa de la historia.

Los problemas más urgentes por resolver son liberar los precios regulados racionalmente, la inflación y la falta de producción, aseguró León en entrevista para el Diario 2001, con Roberto Romanelli, coordinador de En La Agenda, Ranfred Morantes, jefe de Información y la periodista Daniela Zarzalejo.

¿Cuál es la situación actual económica del país?

Esta es la peor crisis que se ha vivido fuera de guerra. La inflación es la más grande del mundo por mercado negro, que es de 2500%, o por cifras extraoficiales, de 450%, y la que viene entre las más altas es de 45%, eso es absurdo. Se prevé que para este año cierre en 1000%. Sumado a eso, hay empresas que ya no pueden cubrir pérdidas por vender su producto a un precio regulado. Hay un problema de oferta y al reducir dramáticamente la importación, el gobierno las contrae en 40%.

¿Qué hizo el Gobierno para contrarrestar ese efecto?

Como las importaciones se redujeron, ya no había no había productos suficientes para 'bachaquear' y por eso el gobierno trasladó a los Clap los pocos productos que puede traer y los dirige a la población más pobre. Pero los CLAP no son una política económica, no resuelven la escasez. Además crean otros dos mecanismos: el contrabando por frontera y una importación gris que ya no es la gente comprando en Cúcuta o en Brasil sino personas que traen mercancía con sus propios dólares a mercado negro. Lo que está haciendo el gobierno es crear una válvula de escape en una olla de presión. Los productos aparecieron en Venezuela solo que a un dólar paralelo.

¿Por qué el dólar paralelo se disparó tan rápido?

Durante unos meses, el Gobierno logró que el tipo de cambio paralelo se mantuviera relativamente estable y la economía comenzó a funcionar. No era un equilibrio perfecto pero no había una diferencia tan grande entre 660 (dólar Simadi) y 1.000 bolívares. No se había disparado porque habían restringido la liquidez monetaria y no había demanda de dólares en el mercado negro. Pero eso era muy poco estable porque el bolívar debe generar confianza y ya no la hay. La gente pierde la confianza en su moneda y cuando eso pasa, quieren canjearla por otra que sí tenga valor. Existe la posibilidad de que baje, pero el Gobierno debe legalizarlo, abastecerlo e inyectarle dinero a PDVSA para que venda ahí.

¿Por qué ya no hay billetes de 100?

Cuando fue emitido en 2008, el valor era equivalente a 10.000 bolívares de hoy. El costo de la tinta y el papel para producir un billete de 100 cuesta más. El Gobierno no puede producir esa magnitud porque colapsa el sistema operativo y se dificulta mantener la liquidez monetaria restringida porque nadie iba a poder comprar nada.

¿Cómo es el panorama para el año 2017?

La población ve más difícil la posibilidad de un cambio político. La gente cree que la solución para mejorar es un cambio de gobierno, pero la realidad es que tú puedes cambiarlo y seguir igual. Se tiene que cambiar el modelo, y si no, empeora la economía. El año 2017 seguirá siendo muy difícil, no hay forma que la inflación no sea mayor. Si no se resuelve el problema de suministro de divisas para el sector privado, no se aumenta la producción y sigue la escasez. Si no liberas los precios se contraen las inversiones, las producciones y las importaciones.

¿Qué efectos puede tener el acuerdo petrolero de la Opep?

El acuerdo petrolero en principio me parece positivo para Venezuela. Es probable que sí veamos un aumento en los ingresos de la población y eso puede ayudar a pedalear la crisis, pero eso no disminuye la inflación. Tengamos en cuenta que el sacrificio de producción de la OPEP solo afecta a Venezuela. Estamos esperando un precio entre 40 y 60$ por barril.

¿Qué medidas deben tomarse para mejorar la economía?

Es indispensable reconocer la crisis. El gobierno mantiene un hipocresía con un decreto que es una violación de los derechos de la Asamblea Nacional. El problema no se resuelve poniéndole púas a la frontera o cerrando Dólar Today. Tú puedes cerrar las fronteras pero los contrabandistas van a pasar como sea. Hay que rescatar los equilibrios: abrir mercados, rescatar la producción, buscar un mecanismo de negociación de precios racional y buscar financiamiento que permita subsidiar a la población más pobre. Además, se tiene que entender que la solución no es sacar a Maduro sino cambiar el modelo económico y rescatar la institucionalidad.

¿Quién alimenta y quién se beneficia en el mercado negro?

No lo sé. Pero hay gente con dinero que quiere comprar cosas que le parecen muy baratas o también hay operadores que reciben dólares. Hay empresas que venden en dólares y necesitan bolívares para pagar a los trabajadores o los que pagarán impuestos. Sin embargo eso no hace rico al país, los que venden y compran dólares hacen dinero pero esto es un desastre para todos.

¿A quién afecta más la crisis económica?

Esto es un desastre para todos, es una crisis que solo empobrece. Nos afecta a todos por igual porque el país está empobrecido. Puede haber alguien que le entregan dólares a 10 bolívares y los vende a 5.000 bolívares y así hace el negocio, pero ¿quién recibe dólar a 10? Muy pocas personas. La única manera de resolverlo es que tengas un acuerdo nacional incorporando al gobierno, al sector privado, y militar, que le da equilibrio a la frontera y probablemente participa en las importaciones. Una vez que estén ahí, tomar decisiones que van a ser duras. De resto, la probabilidad de resolver problemas es nula. Puede haber un milagro, pero yo le dejo eso a los santos.