Síguenos en: Menu

Los subsidios al combustible comienzan a eliminarse en América Latina


Los subsidios al combustible que los gobiernos latinoamericanos han usado durante décadas para repartir el botín de los recursos naturales comienzan a desvanecerse a medida que las mayores economías de la región tratan de imponer políticas de mercado, intensificando la ira de la población en un momento difícil. México aumentó el 1 de enero los precios de la gasolina en hasta 20% como parte de un ambicioso plan que comenzó en 2013 para liberalizar el sector de hidrocarburos. Petróleo Brasileiro S.A ha ajustado los precios de la gasolina y el diésel cinco veces desde octubre. Los argentinos, a su vez, están pagando más por el gas natural comprimido y el gobierno está en proceso de liberalizar el precio de este combustible.

La disminución de los subsidios al combustible, no obstante, ha generado disturbios sociales en partes de una región que tiene un largo historial de nacionalismo vinculado a los recursos naturales, lo que vuelve a la política energética en un blanco fácil de las críticas.