Síguenos en: Menu

Las cifras que obligan a Maduro a adelantar las elecciones


El deterioro económico y social juega en contra de la candidatura de Nicolás Maduro para reelegirse en la Presidencia de Venezuela. La hiperinflación, y el desabastecimiento de alimentos y medicamentos golpean la calidad de vida de los venezolanos y pone al oficialismo en una carrera contra el tiempo.

Adelantar los comicios presidenciales para el primer cuatrimestre del año es la mejor opción para el oficialismo ante una crisis que ya cobra vidas y que para finales de año –fecha en la que tradicionalmente se celebran las elecciones presidenciales en el país- se estima sea peor.

Los precios de los bienes y servicios entraron en niveles de hiperinflación en noviembre (más de 50 % de aumento mensual) y los pronósticos son que la inflación en el país alcance 13.000 por ciento en diciembre, según el Fondo Monetario Internacional.

"Las perspectivas económicas son muy malas. El país entró en un proceso de deterioro muy agresivo de todos los indicadores que, además, van a empeorar. Mientras más tarde se hagan las elecciones más difícil lo va a tener el gobierno", explicó a BBC Mundo Carmen Beatriz Fernández, consultora política de la empresa Datastrategia.

Mientras la crisis de abastecimiento y la hiperinflación le juegan en contra al Gobierno, la diáspora venezolana le favorece. Se trata de más de 1,3 millones de personas que han emigrado del país y que podrían no ser votantes en las presidenciales ante la negativa del Consejo Nacional Electoral de actualizar la data del Registro Electoral en el exterior.

Fernández señala que al gobierno le interesa aprovechar el "desánimo" que cunde entre las filas de la oposición para poder tener posibilidad de victoria.

1. Hiperinflación

Los precios de los alimentos, bienes y servicios aumentan más de 50 por ciento desde noviembre de 2017. La alta inflación pulveriza el ingreso de los venezolanos, cuyo salario mínimo aumentado a partir del 1 de enero alcanza solo para comprar un kilo de arroz y tres huevos; mientras que el cestatiquet para un cartón de huevos y un kilo de harina.

Salario mínimo 248.510 1 kilo de arroz y tres huevos

Cestatiquet 549.000 1 cartón de huevos y 1 kilo de harina

El billete de Bs 100.000 emitido en noviembre, al final de enero perdió 70% de su valor. Equivale a Bs. 29.400, según el economista José Guerra.

2. Salud

La escasez de medicamentos e insumos médicos ya cobra vida en el país. En la última semana seis pacientes renales murieron por no poder recibir diálisis debido a la carencia de materiales. Un estudiante de la Universidad Simón Bolívar falleció por no conseguir medicinas para la bronquitis. En los hospitales la dotación es baja y los enfermos deben acarrear con los gastos, cuyas recetas sobrepasan más del salario mínimo.

Pacientes renales 6 muertes

24,8 % de los centros de hemodiálisis del país cerraron.

11 % aumentó tasa de mortalidad de enfermos de cáncer por deterioro del sistema hospitalario, según la Sociedad Anticancerosa de Venezuela.

80 % es el desabastecimiento de antirretrovirales para pacientes con VIH.

3. Desnutrición

La desnutrición apaga la vida de decenas de niños en Venezuela. No hay registro oficial de los decesos por esta causa; y aunque el Gobierno trate de evitar cuantificar, investigaciones periodísticas dan fe del aumento de infantes muertos por no tener qué comer. El diario norteamericano The New York Times reveló en un reportaje el 17 de diciembre que en nueve de 21 hospitales del país revisados en el segundo semestre de 2017 ingresaron 2.800 niños desnutridos, de los cuales 400 murieron. El portal web El Pitazo informó que en las primeras tres semanas de enero, 43 bebés murieron por desnutrición en el estado Monagas.

400 niños desnutridos murieron en el último semestre de 2017 en nueve hospitales del país.

43 bebes desnutridos fallecieron en Monagas en las primeras tres semanas de enero.

4,5 millones de venezolanos comen una vez al día, según informe de Caritas en octubre de 2017.

4. Diáspora

El deterioro político y económico incita a que miles de venezolanos emigren a otros países. Los cálculos dan cuenta de que más de dos millones de personas residen fuera de Venezuela. Tomás Páez, director del Observatorio de la Diáspora Venezolana, calcula que más de 2,5 millones de venezolanos viven en el exterior, de los cuales 1,3 millones se fueron desde 2016, según publicó el diario El País. La emigración de venezolanos, en su mayoría opositores, aunado a la desmotivación del electorado opositor por las pocas garantías comiciales hacen que el Gobierno vayas a las presidenciales en un escenarios menos adverso.

2,5 millones de venezolanos viven en el exterior.

1,3 millones de venezolanos se fueron del país desde 2016.