Síguenos en: Menu

'La orden es matarte', soldados de Maduro le informaron a insurgente Óscar Pérez


El equipo de asalto que atacó el lunes con lanzacohetes y fusiles de asalto al policía insurgente venezolano Óscar Pérez tenía instrucciones de no tomar a nadie con vida, dijo el mismo Pérez por teléfono a un aliado poco antes de que lo mataran a él y a todo su grupo.

Sabiendo que estaba rodeado y que dentro de la vivienda que ocupaba se encontraba una familia inocente, Pérez trató a gritos de negociar su entrega con el mayor de la Guardia Nacional que comandaba las fuerzas del régimen de Nicolás Maduro que lo tenían rodeado. Así lo relató a el Nuevo Herald un integrante del movimiento venezolano opositor conocido como Resistencia, que estuvo en contacto telefónico con el policía al inicio de los eventos del lunes.

"[Pérez] me dijo que había sido el mismo mayor el que les anunció que no iban a tomar a nadie con vida. 'No vamos a negociar; la orden es de matarte', eso fue lo que le dijo", relató la fuente, quien habló bajo condición de anonimato por temor a represalias.

"Después se despidió y me dijo que tenía que despedirse porque necesitaba guardar batería y grabarlo todo", agregó.

El testimonio del integrante de la Resistencia venezolana, el de otras personas que también estuvieron en contacto con Pérez y el de los propios videos grabados por él, respaldan la tesis de que el policía y sus acompañantes fueron víctimas de una ejecución extrajudicial.

La muerte del también piloto fue presentada por el régimen como producto de un enfrentamiento entre fuerzas del orden y una peligrosa célula terrorista. Según la versión oficial, el tiroteo comenzó luego de que Pérez y su gente abrieran fuego contra el equipo enviado para negociar su entrega.

Además de Pérez, otros seis integrantes de su grupo habrían muerto, según la versión oficial, aunque personas allegadas señalan que había otras cuatro personas dentro de la vivienda, incluyendo una mujer y dos niños, cuyo paradero se desconoce y se cree que perecieron durante el cruento tiroteo.

Del lado de las fuerzas del régimen, dos de sus integrantes habrían muerto y ocho policías habrían resultado heridos, según declaró un una rueda de prensa el Ministro de Relaciones Interiores, Nestor Reverol, quien por otro lado, ha sido acusado formalmente de narcotráfico por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York.

En su presentación, Reverol dijo que las fuerzas del orden público descubrieron la ubicación de Pérez gracias a la entrevista que había brindado a la cadena CNN en Español y a datos brindados por la oposición venezolana durante el proceso de dialogo realizado en República Dominicana.

No obstante, la oposición venezolana luego rechazó rotundamente la declaración, tildándola de falsa y absurda, mientras que CNN explicó que había cumplido al pie de la letra las indicaciones de seguridad exigidas por el equipo de Pérez para la entrevista.

El grupo de Pérez entró en contacto con el equipo de Conclusiones a principios de enero. Y luego de comprobar sus identidades, la estación acordó realizar la entrevista que Fernando del Rincón grabó el martes 9 de enero, explicó CNN en un correo electrónico.

Mientras CNN continuaba la revisión editorial, el equipo de Pérez le pidió al canal retrasar la transmisión hasta el jueves 11 por motivos de seguridad, y la cadena accedió a ello. La entrevista fue transmitida finalmente el viernes 12, tres días después de su grabación.

Posteriormente, el lunes 15 de enero, Del Rincón en otra entrevista, habló con un miembro de un grupo vinculado con Pérez. Ese miembro "aseguró que una fuga de información de los integrantes del equipo del piloto llevó a que las autoridades lo localizaran", resaltó el canal.

Las fuentes consultadas y la secuencia de los videos que fueron transmitidos por las redes sociales por el propio Pérez en medio del tiroteo que se escuchaba en el fondo, muestran una secuencia muy distinta a la brindada por Reverol.

Una vez que se vio rodeado, Pérez decidió que se quería entregar porque no quería sacrificar las vidas de sus hombres y las de los civiles que se encontraban en la vivienda, dijo el integrante de la Resistencia.

Otras de las fuentes que conversó con Pérez en al menos una ocasión durante el tiempo que esta rodeado coincidió.

Había incluso contactado telefónicamente con quien había sido su jefe dentro de la policía federal de investigaciones, conocida en Venezuela por las siglas CICPC, solicitando la presencia del personal de la Fiscalía y de la prensa para garantizar la integridad física de él y de sus hombres al entregarse, dijo la fuente.

También se le dijo a las fuerzas del régimen. En uno de los videos transmitidos a tempranas horas de la mañana del tiroteo, se escucha a Pérez gritarle al mayor de la Guardia Nacional que esa era su intención, mientras que en otro, el policía explicaba que había decidido entregarse porque quería evitar que los civiles que se encontraban en la edificación murieran en un enfrentamiento.

Pero los hombres que le rodeaban no tenían intenciones de dejarlo salir con vida.

Poco después del amanecer comenzó una lluvia de balas provenientes de armas de guerra que destrozaron la vivienda. A diferencia de las balas de nueve milímetros utilizados por las fuerzas del orden alrededor del mundo, las balas utilizadas por los fusiles de asalto empleados son capaces de atravesar múltiples paredes.

Los videos del asalto que circularon, también mostraron el uso de lanzacohetes. En uno de ellos, Pérez, con el rostro ensangrentado, anuncia a la población venezolana que el régimen estaba utilizando contra su grupo un lanzagranadas RPG.

En otro video que circuló por las redes sociales, tomado desde afuera por algún desconocido, un agente vestido de negro lanza un cohete que impactó la parte de arriba de la vivienda causando gran destrozo.

Las fuentes consultadas dijeron creer que Pérez y su grupo se encontraban allí justo donde explotó el cohete que aparece en el video.

De haber sido así, es muy poco probable que alguno de ellos haya estado en condiciones de ponerse de pie.

"Si es que alguien había sobrevivido la explosión, es probables que fuera rematado una vez que ingresaran a la vivienda", opinó una de las fuentes que reside en Estados Unidos pero que estuvo en contacto con Pérez durante sus últimas horas.

Las fuentes no supieron explicar cómo fue que los agentes del régimen resultaron lesionados durante los hechos.

Pérez se hizo famoso en julio del 2017 cuando –en medio de las protestas antigubernamentales que dejaron más de 100 muertos en Venezuela– lanzó, según el gobierno, varias granadas desde un helicóptero de la Policía científica contra dos edificios gubernamentales en Caracas. 

Este "ataque terrorista" no dejó ningún herido ni otros daños materiales significativos.

Desde entonces se encontraba huyendo de las autoridades y el gobierno venezolano había emitido una alerta nacional e internacional para su captura.

Pérez ha publicado otros videos en los que se dirige a sus hijos y les señala que lo que ha hecho es por ellos y por "todos los niños" de Venezuela.

Asimismo, pide ayuda humanitaria e internacional por la situación que atraviesa Venezuela y exhorta al pueblo de su país a ir a la calle, "es la única salida".

Siga a Antonio María Delgado en Twitter:@DelgadoAntonioM