Síguenos en: Menu

Jefe parlamentario venezolano Julio Borges prevé reunirse con mandatarios europeos


CARACAS
El presidente del Parlamento venezolano, Julio Borges, prevé reunirse en los próximos días con los jefes de gobierno de Francia, Alemania, España y Reino Unido, encuentros a los que el gobierno impidió asistir a Lilian Tintori, esposa del opositor preso Leopoldo López.

"Durante los próximos días estaremos en reuniones sobre Venezuela" con el presidente francés Emmanuel Macron, la canciller alemana Angela Merkel, el gobernante español Mariano Rajoy y la primera ministra británica Theresa May, informó Borges este sábado en su cuenta de Twitter, sin ofrecer más detalles.

Tintori, quien tenía previsto asistir a esas reuniones, denunció desde el aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas, que el gobierno de Nicolás Maduro le prohibió salir del país.

"La dictadura lo que quiere es impedir que hagamos una gira internacional muy importante", señaló, y precisó que los agentes de migración le retuvieron su pasaporte por órdenes de la Fiscalía.

Tintori afirmó luego en rueda de prensa que no sabía si Borges había salido de Venezuela, pero aseguró que la gira se mantendrá. Ella y Borges aparecen en la agenda de Rajoy del martes.

"Iba a denunciar que hay violaciones a los derechos humanos en Venezuela, que hay una dictadura, que hay 590 presos políticos, y que 53% de nuestros niños están en desnutrición", expresó molesta, agitando con fuerza el documento de la oficina de migración.

En Maiquetía la acompañaron los embajadores en Venezuela de España, Jesús Silva; de Alemania, Stefan Andreas Herzberg, y de Italia, Silvio Mignano, según una fotografía que la esposa de López compartió en Twitter.

"Esperamos a Lilian Tintori en Europa. La oposición en Venezuela debe permanecer libre", dijo Macron en un tuit.

Todos esos países europeos han sido duros críticos del gobierno venezolano en las últimas semanas.

Macron tildó al gobierno de Maduro de "dictadura", lo que fue calificado de "injerencia" por Venezuela, mientras que Alemania denunció que la elección de la Asamblea Constituyente oficialista infringió los principios democráticos.

España y Reino Unido desconocen la Constituyente, junto con una docena de países latinoamericanos, Estados Unidos, la Unión Europea, y organismos como la OEA y el Mercosur.

El 18 de agosto, la Constituyente asumió las funciones del Parlamento, de mayoría opositora, lo que generó fuerte rechazo internacional.

Tintori calificó de un montaje para impedirle salir del país la investigación que se abrió en su contra por 205 millones de bolívares (61.000 dólares al cambio oficial y unos 11.000 dólares en el mercado negro), que la policía le encontró el martes en un vehículo de su propiedad.

"La olla que montaron y que pretenden imputarme era para buscar una excusa y que no saliera del país. Creen que se tumbó la gira porque no voy: le informó a los venezolanos que la gira va completa", afirmó.

La esposa de López denunció el viernes que fue citada para una audiencia de imputación el martes en un juzgado de Caracas, pero dijo que lo hará el lunes "a primera hora". La citación no precisa qué delitos le imputan.

"No es un delito tener dinero en efectivo, al cambio real son 10.000 dólares. Son cajas y cajas de billetes por la inflación que vive Venezuela", añadió aireada.

El caso ha generado controversia en Venezuela, donde algunos cuestionan que Tintori tuviera una suma tan alta cuando cualquier otro ciudadano apenas puede hacer retiros bancarios de 30.000 bolívares diarios.

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, consideró este sábado "lamentable" que se le prohíba a Tintori salir del país.

"Lamentable la prohibición de la salida a Lilian Tintori. Pueden encerrar a las personas pero no a los ideales. Libertad para Venezuela" tuiteó Rajoy.

El Reino Unido también lamentó lo ocurrido y dijo que espera que Tintori pueda viajar pronto. En nota de prensa, exhortó "a todas las partes en Venezuela a que se reúnan para negociar acciones concretas para poner al país en un camino que respete los derechos humanos".

El líder opositor Henrique Capriles, a quien el gobierno también le anuló el pasaporte, indicó que prohibirle salir del país a Tintori es un delito y "no tienen ningún tipo de justificación".

El gobierno también ha anulado el pasaporte a diputados opositores como Luis Florido y Américo De Grazia, y al alcalde capitalino Ramón Muchacho, quien huyó a Estados Unidos tras recibir una orden de captura.