Síguenos en: Menu

Inminentes sanciones económicas de Trump podrían ser esenciales para propiciar el cambio en Venezuela


Las sanciones económicas que Estados Unidos podría anunciar en los próximos días parecen ser la última gran esperanza de los venezolanos de ver un cambio político en el oprimido país sudamericano, después que el gobernante Nicolás Maduro lograra enfriar las manifestaciones y su régimen iniciara la acelerada transición hacia una dictadura socialista, dijeron analistas.

Las medidas podrían ser anunciadas esta misma semana e incluso coincidir con un encuentro previsto para este miércoles del vicepresidente estadounidense Mike Pence con integrantes de la comunidad venezolana en Miami.

Personas cercanas al proceso dijeron a el Nuevo Herald que las medidas contempladas incluyen más sanciones individuales contra altos funcionarios del chavismo, la prohibición de importar crudo pesado venezolano y de vender crudo ligero y combustibles estadounidenses a Caracas, así como la aplicación de un cerco financiero a Venezuela.

Las fuentes dijeron que Estados Unidos probablemente continuará con la ejecución de una estrategia incrementalista, donde las medidas más severas sean las últimas en aplicarse, que pudieran ejercer un impacto devastador sobre el sector petrolero venezolano, que genera el 95 por ciento de las divisas que ingresan al país.

No obstante, la selección final será aprobada por el presidente Donald Trump, quien ya anunció que Estados Unidos aplicaría con rapidez fuertes medidas económicas contra el régimen si Maduro insistía en la instauración fraudulenta de una Asamblea Nacional Constituyente que tiene por fin cimentar los poderes dictatoriales de su régimen.

Las medidas en el lado más extremo del abanico de opciones indudablemente tendrían un duro impacto sobre la población venezolana, que ya sufre las consecuencias del colapso económico provocado por el chavismo.

Pero el colapso de las finanzas internas podría terminar siendo un factor determinante en la remoción de un régimen dominado por organizaciones criminales que ha demostrado estar dispuesto a todo para permanecer en el poder.

"Es muy probable que no veamos un cambio hasta que estén en el momento de un colapso financiero", explicó Evan Ellis, profesor del Instituto de Estudios Estratégicos del Army War College de Estados Unidos.

"En ese momento, podríamos ver a la élite militar y a los cubanos actuar, pero para salvarse a ellos mismos y no para restaurar la democracia", dijo Ellis.

El régimen de Raúl Castro ejerce gran influencia sobre el de Maduro y recibe un subsidio económico de entre 50,000 y 80,000 barriles diarios de petróleo venezolano, aunque la economía del país sudamericano ya está en quiebra.

Pero Venezuela aún recibe cerca de $1,000 millones al mes por la colocación de crudo en Estados Unidos, monto que aunque insuficiente para cubrir las necesidades de importación de alimentos y medicinas que requiere el país, hasta el momento ha mantenido aceitado los engranajes del poder y de corrupción que le garantiza al régimen la lealtad de los militares.

Russ Dallen, socio gerente de la firma Caracas Capital Markets, quien es consultado con frecuencia sobre Venezuela por las autoridades de Washington, resaltó que la estabilidad de los regímenes totalitarios muchas veces sólo se ve amenazada cuando colapsan sus finanzas internas.

"En tiempos de estrés económico, hemos visto con frecuencia que aparece otro general que se monta en la tarima y dice, 'Sabes que, no estoy recibiendo el monto que me corresponde, y creo que lo puedo hacer mejor' ", explicó Dallen.

Una de las medidas más extremas que se estudian en Washington es la implementación de un cerco financiero similar al aplicado por Estados Unidos contra Irán para tratar de impedir que Teherán desarrollara armas nucleares.

Medidas de ese tipo pondrían fuertes limitaciones a las operaciones de Petróleos de Venezuela, ya que podría terminar sancionando a las compañías que operen con la estatal petrolera venezolana.

Y dado que las finanzas de Venezuela ya están mal, sanciones de este tipo podrían provocar que el país no pueda pagar su deuda externa, escenario que podría generar efectos difíciles de superar para el régimen.

Sería bajo un escenario de total colapso de las finanzas internas que la cúpula militar, que es la que sostiene al régimen, podría tomar la decisión de actuar.

"Comenzarían a pensar que el barco obviamente está en proceso de hundirse y que necesitan un cambio, que podría venir en la forma de un accidente grave que le ocurra a Maduro o una acción por parte de las fuerzas armadas", señaló Ellis.

"Pero esa acción no sería para defender a la democracia, sino para defender los intereses de la 'boliburguesía'", como se le denomina a la élite de multimillonarios que acumularon sus fortunas bajo el chavismo, dijo.

La inauguración de la Asamblea Constituyente, formada fraudulentamente por el régimen de Maduro, ha dejado muy pocos espacios de lucha dentro del país, advirtió de desde Londres Diego Moya-Ocampos, analista senior de IHS Country Risk.

"La Asamblea Nacional Constituyente se ha convertido en muy poco tiempo, y a pesar de los alegatos de fraude electoral, en la institución mas poderosa del país, conjuntamente con las fuerzas armadas. Se trata de una Asamblea Constituyente todopoderosa", dijo Moya-Ocampos.

Esa es una situación que está dejando muy poco espacio de maniobra para una gran mayoría de venezolanos (más del 85 por ciento), que se oponen a las intenciones del régimen de Maduro de terminar instaurando un régimen estilo cubano en el país.

"Los venezolanos solos no pueden enfrentar las ofensivas del régimen y las acciones de su aparato represivo que cada día se radicaliza más […]. La situación que vive Venezuela en este momento es inédita, de ahí la importancia del planteamiento de sanciones económicas", resaltó el analista desde Londres.

Las fuentes dijeron que la gira por América Latina emprendida por el vicepresidente Pence busca crear un consenso sobre los próximos pasos que la región puede tomar en conjunto para enfrentar la crisis venezolana.

Pence tiene previsto reunirse el miércoles en Miami con activistas venezolanos en la Iglesia Our Lady of Guadalupe, en Doral, en una actividad de acceso restringido.