Síguenos en: Menu

Industria turística cubana se une a empresarios privados


Uno de los motores principales de la economía cubana es sin duda el turismo, y la experiencia actual está demostrando que la asociación con particulares privados de los principales centros gastronómicos y de alojamiento que conforman esta industria, está generando mejores resultados operativos y de ingresos en comparación con el manejo exclusivo de estos establecimientos por parte del gobierno. Desde que están teniendo lugar estas alianzas, la nueva clase de empresarios de la isla se han preocupado por tratar de mejorar la calidad de los alimentos y las condiciones de alojamiento ofrecidas, mientras mantiene el control en las mayores fuentes de divisas del sector.

Centenares de arrendadores de viviendas privados y ofertas extrahoteleras de particulares han tenido campo abierto para desenvolverse. Incluso el estado entregó unas 20 instalaciones a cooperativistas. "El Estado tiene que liberarse de un grupo de actividades que no son las que deciden la economía del país y que la práctica está demostrando que funcionan mejor de esa manera (privada)", declaró el viernes a The Associated Press José Manuel Bisbé, presidente de la turoperadora estatal Havanatur.

Según cifras de 2013, los ingresos en la isla por concepto de turismo ascienden a 2600 millones de dólares. No obstante, debido al embargo aún vigente impuesto por el gobierno de los Estados Unidos, la isla deja de percibir unos dos mil millones de dólares al año, y una cifra "incalculable" que incidiría positivamente en áreas como la educación y la salud. A pesar de los críticos de las reformas del gobierno de Raúl Castro, quienes lo han acusado de ir muy lentamente, la tendencia de cambio en sectores como éste parece haberse acelerado en el último año.

Economía Sin Secretos