Síguenos en: Menu

Human Rights Watch pidió a OEA aplicarle a Venezuela la Carta Democrática


Para Human Rights Watch "el colapso de la independencia judicial en Venezuela y la consiguiente propagación de las violaciones de Derechos Humanos y la impunidad afectan principios más fundamentales consagrados en la Carta (Fundacional de la Organización de los Estados Americanos) y en otros acuerdos regionales" y son motivos más que suficientes para que el organismo le aplique la Carta Democrática Interamericana.

La afirmación la realizó la organización en una carta que su director para las Américas, José Miguel Vivanco, le envió al secretario general de la OEA, Luis Almagro, en la cual lo instó a activar este instrumento "aun sin el consentimiento de Venezuela"

En su misiva, Vivanco advirtió que "la evidente violación del principio de la separación de poderes y de la independencia judicial (en Venezuela), que se evidenció más recientemente en un nuevo copamiento político del Tribunal Supremo de Justicia"; y denunció que desde que esto ocurrió el máximo juzgado "ha emitido reiteradamente sentencias a favor del Gobierno cuando se impugnaron sus actuaciones, validando así su creciente desprecio por los Derechos Humanos".

Tras recordarle que el control que el Gobierno ejerce sobre la justicia le ha permitido "detener y procesar a importantes dirigentes políticos de oposición sobre la base de acusaciones sin sustento", Human Rights Watch instó a Almagro a convocar "de inmediato al Consejo Permanente para realizar una evaluación colectiva de la situación en Venezuela para presionar a ese Gobierno a restablecer la independencia judicial".

Vivanco defendió su petición advirtiendo: "Sin independencia judicial, las víctimas de abusos gubernamentales no tienen dónde acudir para lograr protección, ni tampoco pueden esperar que exista la rendición de cuentas que podría prevenir futuras violaciones de Derechos Humanos".

Sin importar lo que diga Caracas
En la carta, Human Rigths Watch llama a Almagro a hacer caso omiso a la posición venezolana, según la cual la Carta solo puede aplicarse si el Estado miembro de la OEA lo solicita, porque de ser así ello "equivaldría a garantizar que nunca lo será".

El artículo 20 del instrumento establece que "en caso de que en un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático, cualquier Estado Miembro o el secretario general podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente".

El Secretario General de la OEA anunció, a través de su cuenta de Twitter, que recibió la carta de Vivanco y dijo que la estaba "analizando".

Fuente: El Universal