Síguenos en: Menu

'Hay que echar el resto'


La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció una nueva fase en la ruta de recobrar la democracia en el país y el hilo constitucional durante un acto que reunió a todos los sectores del país: sociedad civil, gremios profesionales, factores económicos, empresarios y la Iglesia católica, en el que firmaron un acuerdo transicional en rescate de Venezuela.

Un plebiscito, convocado para el 16 de julio, en el que los venezolanos manifestarán su rechazo a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) propuesta por el presidente Nicolás Maduro, cuya fecha de elección prevista por el Consejo Nacional Electoral (CNE) está pautada para el 30 de julio, abrirá el camino para una hora cero nacional.

El diputado Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), dará a conocer los detalles en las próximas horas. Sin embargo, adelantó a través de su cuenta en Twitter, que "el 16 de julio, plebiscito, y a partir de allí inicia la hora cero nacional. De aquí a allá: organización y calle".

Aunque la interrogante principal es si están de acuerdo con la convocatoria de un ANC, además preguntarán el rol que demandan "a los funcionarios públicos y a la Fuerza Armada Nacional para restituir el orden constitucional".

Henrique Capriles Radonski, gobernador del estado Miranda, explicó que el proceso para el plebiscito será manual, pero luego definirán el procedimiento. "Estamos entrando a la hora cero". Advirtió que la oposición "está echando todo" antes del 30 de julio.

Incitó a los venezolanos a no dejarse robar su derecho a aumentar la presión constitucional. "Hay que echar el resto". Capriles aseguró que la consulta popular se realizará en paralelo a una escalada de protestas que están cerca de cumplir los 100 días de resistencia civil en la calle.



Jesús Castillo, politólogo y presidente de la Fundación Zulia Productivo

"La única justificación táctica de hacer los nombramientos del TSJ, del CNE o un plebiscito, es que la clase política busca decir a la sociedad civil en el futuro que lo intentamos todo, dimos la vida pero no pudimos; pero desde el punto de vista de la estrategia de expectativa no está bien porque están volviendo a engañar a la gente, nombrar al vicefiscal, rectores, magistrados y hacer un plebiscito para preguntar si quieren o no una constituyente no va a tener ningún reconocimiento de los actores oficiales del Gobierno, sabemos que más del 75 por ciento de las personas no la quieren, y preguntar que si quieren o no al presidente Nicolás Maduro, ya sabemos que es el mismo rechazo, entonces para qué crear todas esas expectativas a la gente cuando esos procesos no van a servir para que el Gobierno salga del poder o para evitar la ANC.

Las estadísticas están claras, el 81 por ciento de las personas encuestadas en el país manifiestan que para poder sobrevivir diariamente lo hacen desde lo que producen, cómo piensan llamar a una hora cero si hasta este momento nadie entiende cómo se aplican los artículos 333 y 350 de la Constitución, mucho menos van a acompañar una idea de paro general o una calle sin retorno, cuando menos del seis por ciento de las personas son las que permanecen hace casi tres meses en la calle y cuándo las personas necesitan producir para vivir.

Los sectores opositores no saben manejar el respaldo de la gente, no le encuentro ninguna lógica al plebiscito que no está reconocido por el CNE. No hay condiciones para un paro nacional, apenas el 32 por ciento de la capacidad productiva del país está activa y apenas el 20 por ciento de los venezolanos viven de la economía formal y 80 por ciento de la informal y no hay salario que aguante esta inflación.

Llamar a la calle sin retorno después de que en casi tres meses de calle no han logrado animar a la gran parte de la población, crear la expectativa en la gente quizás sea la última carta que la Mesa de la Unidad tenga para justificar acciones futuras. Veo poco probable que tenga éxito un llamado a una hora cero, paro nacional y que tenga efectos secundarios los nombramientos de los poderes públicos y el plebiscito del 16 de julio".