Síguenos en: Menu

Gustavo Machado: El gobierno debe dejar de utilizar al BCV como fuente de financiamiento del gasto público para bajar la inflación


El economista y profesor de LUZ y el IGEZ, Gustavo Machado, señaló que hasta ahora no existe un plan contundente por parte del gobierno para sacar al país de la hiperinflación en el que se encuentra atrapada desde hace 6 meses.

"Lo que ha planteado el gobierno son medida como reducir tres ceros a la moneda y sustituir la familia de billetes y monedas, pero con esto no se ataca la causa central del problema inflacionario que es el uso del BCV como fuente de financiamiento del gasto público, ni tampoco se presenta un cronograma que nos lleve a un tipo de cambio único que permita enviarle a los agentes económicos un mensaje bien claro que es, quien quiera tener dinero dedíquese a generar bienes y servicios y no a tratar de obtener dólares más bajos a través del gobierno para venderlos a un precio más alto".

Machado señaló que los anuncios hechos hasta ahora por el ejecutivo no contribuyen de manera decisiva a reducir los altos niveles de inflación que estamos experimentando, por el contrario generan situaciones confusas con distorsiones en los precios porque al quitar los 3 ceros, lo que ocurre es el redondeo por parte de los proveedores hacia el alza.

Dijo que en diciembre de 2016 se intentó extraer una pieza del cono monetario que se encontraba vigente, como fue el billete de 100 bolívares, lo que generó un fuerte caos con dificultades muy importantes, por lo que sustituir toda una familia de billetes de forma íntegra e inmediata será un proceso mucho más complejo y una tarea mucho más complicada que no parece tenerla muy clara el gobierno.

"La situación que podríamos vivir en los pocos meses será de mayor confusión por la denominación y el descontrol por el manejo de ambos conos monetarios al mismo tiempo, mientras la hiperinflación continuará con su escalada devoradora de la economía venezolana", señaló el experto del IGEZ.

La recomendación del profesor Machado: Llevar a cabo un proceso similar al que se llevó a cabo en 2008 en el que hubo sustitución paulatina de las piezas y convergieron ambas familias de billetes y monedas con un plazo prudencial.

Advirtió que para no estar en este proceso de manera crónica de estar eliminando ceros en lo que resta del año, el gobierno tendrá que generar cambios de fondo en las normas de emisión de dinero en Venezuela que va más allá del proceso cosmético de cambiar la familia de billetes.

"El gobierno debe dejar de imprimir dinero sin ningún tipo de respaldo económico y esto pasa por dejar de utilizar al BCV como fuente de financiamiento del gasto público. El tema de raíz que no quiere reconocer el gobierno es que hay una inflación alta y que cada vez le cuesta más a la población de adquirir bienes y servicios, porque el dinero no vale nada y no alcanza para satisfacer sus necesidades", acotó el experto en materia económica.

Reiteró que el precio del dólar paralelo es uno de los factores que atenta contra la crisis económica venezolana, pero nada puede hacerse cuando no nadie presta atención al verdadero drama: "cada vez estamos produciendo menos y tenemos menos divisas para atender las necesidades y requerimientos del aparato productivo.