Síguenos en: Menu

Grupo de exiliados venezolanos considera 'inaceptable' retraso del revocatorio


La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), con sede en Miami, calificó de "inaceptable" la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela de retrasar hasta octubre próximo la recolección de firmas para realizar un revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

Veppex en un comunicado expresó su "profunda rabia y molestia por las declaraciones emitidas por la Presidente del Consejo Nacional Electoral en Venezuela, Tibisay Lucena, donde de manera solapada da a entender que el referéndum revocatorio no se realizaría en el año 2016 porque según su criterio no alcanzarían los lapsos de tiempo".

"Resulta inaceptable esta afirmación cuando existen hechos donde se ha demostrado la celeridad con que puede actuar el CNE, tal es el caso de las supuestas firmas que recogió el oficialismo en contra del decreto de (el presidente Barack) Obama donde sanciona a funcionarios venezolanos por violación de derecho humanos, lo cual autenticaron y validaron en un tiempo record de dos meses".

Con esta acción, según Veppex, se ratifica "aún más que el poder electoral en Venezuela no es autónomo y que más bien es un ministerio de elecciones del régimen".

Durante una rueda de prensa el martes, Lucena dijo que una vez que la oposición recoja el 20 por ciento de las firmas, el CNE tendría entre 28 y 29 días para verificarlas, y en caso de que sean avaladas, convocaría el referendo para tres meses después. Esos plazos colocarían la votación a finales de febrero del 2017.

"Ahora nos corresponde a los venezolanos que exigimos un cambio en el país actuar para que se respete la voluntad de la mayoría. Es imperante que la movilización convocada por los sectores de la oposición democrática en Venezuela no sea una marcha más y tenga un objetivo claro y contundente que permita un punto de inflexión para enfrentar a la tiranía que nos oprime", indicó en el comunicado.

Los opositores convocaron una marcha en Caracas para el próximo 1 de septiembre para presionar a las autoridades para que se realice el referendo.

El grupo de exiliados se pronunció también a favor de activar la desodedencia civil, establecida en el artículo 350 de la Constitución venezolana.

"El desconocimiento del régimen de la voluntad del pueblo nos obliga a desconocerlo también y ya que no quieren permitir que se cumpla los mecanismos establecidos en la Constitución para la solución política del conflicto, entonces debe activarse la desobediencia civil estipulada en el artículo 350 de la carta magna", enfatizó.

Advirtió que "el enfrentamiento al régimen no es una actividad solamente del liderazgo y organizaciones políticas del país, es un deber de todos los venezolanos. Si no se hace el referéndum revocatorio en el año 2016, todos seremos responsables de dejarnos robar el futuro por la tiranía".

Fuente: El Nuevo Herald