Síguenos en: Menu

Gobierno venezolano denuncia plan conspirativo al recoger el billete de 100 bolívares


CARACAS
Las autoridades de Venezuela comenzaron este lunes a decomisar el billete de 100 bolívares, el de más alta denominación en la moneda local, luego de que el presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunciara que este quedará sin valor en los próximos días.

"Comenzaron los decomisos de billetes de 100 bolívares (moneda local) en la frontera cuando tratan de entrar a Venezuela (…) Instrucciones del Presidente con los billetes de 100 bolívares han causado pánico del otro lado de la frontera", informó el ministerio de Interior y Justicia, Nestor Reverol. Además, hizo referencia a una supuesto plan conspirativo, al acusar al Gobierno de Estados Unidos y a varias Organizaciones No Gubernamentales que operan en el país por gestar un supuesto ataque al sistema financiero local mediante la extracción del papel moneda.

Reverol indicó que su cartera trabaja en una investigación por la supuesta fuga de grandes cantidades de dinero en efectivo del territorio nacional que, según dijo, puede alcanzar más de 300,000 millones de bolívares, unos 447 millones de dólares, según la tasa oficial de cambio más alta del país. Aseguró que esta operación se ejecuta a través de ONG, sin especificar cuáles, que son "contratadas por el Departamento del Tesoro norteamericano y el Gobierno norteamericano con la finalidad de sacar el dinero del territorio y asfixiar el sistema financiero nacional".

Estas organizaciones, dijo, contratan a grupos de delincuencia organizada para pasar hacia Colombia los billetes de 100 bolívares, el de más alta denominación en Venezuela, y de allí hacia países como Suiza, Polonia, Ucrania, España, Alemania y la República Checa donde son almacenados en grandes depósitos.

El ministro explicó que cada persona que lleva un billete de 100 bolívares a Colombia obtiene un depósito de 120 bolívares, "que forma parte también de este plan desestabilizador", dijo.

Según esta versión, los traficantes sacan el papel moneda "con el compromiso de que una vez que caiga el Gobierno" ese dinero será repatriado", una acción que, según Reverol, podría ser parte de un delito de "financiamiento al terrorismo".

"Esto son operaciones de delincuencia organizada y como tal serán castigadas", sostuvo.

Reverol consideró todo lo anterior como un "golpe financiero" que forma parte de la "guerra económica" contra el Gobierno de Nicolás Maduro y que busca dejar sin dinero circulante y sin liquidez a los ciudadanos para "asfixiar" a la nación y crear un malestar en la población.

La cartera venezolana publicó también en la red social un par de fotografías que mostraban pilas de billetes custodiados por funcionarios militares venezolanos.

Maduro ordenó el domingo recoger estos billetes para hacer frente a supuestas mafias colombianas que almacenarían el papel moneda para desestabilizar la economía de Venezuela.

El presidente aseguró que desde hace por lo menos dos años se ha dado un "fenómeno" desde Colombia de extracción del papel moneda venezolano a través de las ciudades fronterizas colombianas Cúcuta y Maicao, donde existe "un centro permanente de ataque a la moneda venezolana".

Por ello dio la orden a los ministros de Defensa y de Interior, Vladimir Padrino y Néstor Reverol, respectivamente, de "cerrar inmediatamente todas las posibilidades terrestres aéreas y marítimas para que no regresen esos billetes, que se los llevaron y ellos se queden con su estafa en el exterior".

Para eliminar el billete, el Gobierno solo dio un plazo de 3 días, incluyendo este lunes, que en Venezuela es bancario, lo que imposibilita transacciones o depósitos. El economista y parlamentario venezolano, José Guerra, cuestionó el corto lapso y exigió rectificación.

El economista y profesor universitario, Ronald Balza, ofreció declaraciones a Prensa de la Unidad Democrática, a la que comentó que resulta "absurdo" suponer que sacar de circulación los billetes de 100 bolívares va a causar algún perjuicio a las casas de cambio que operan en la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela.

"El 77 por ciento del efectivo está en billetes de cien bolívares, y si se va a retirar ese porcentaje antes de haber introducido los nuevos billetes, muchos se van a ver perjudicados, y más si se hace en un momento en que tampoco podemos pagar con seguridad con tarjetas de débito o crédito. Si el gobierno no echa para atrás esta medida o prolonga el tiempo para hacer el canje de los billetes de cien, va a ser una semana muy difícil. La gente no va a poder comprar ni vender nada, porque los comerciantes no van a querer recibir los billetes, ya que no tienen valor, o los aceptaran por menos. Es absurdo y, además, no va a resolver el problema de fondo", dijo.