Síguenos en: Menu

Gobierno paga deuda, evita default y deja sin comida a venezolanos


El Gobierno nacional se reunió con los tenedores de bonos de la deuda para negociar el pago. Desde el decreto de sanciones económicas impuestos por EEUU a Venezuela, el mandatario nacional reordenó el plan de desembolsos a partir de octubre, y anunció la venta de petróleo con divisas distintas al dólar. Ya aseguró con Rusia facturación de crudo en rublos, y asomó financiamientos.

El Presidente Nicolás Maduro afirmó tener los fondos para cumplir, en el último trimestre de año, con los compromisos de deuda. Lo cierto está en cuenta de restricciones de bienes. Para Edison Morales, economista, serán pagos "a costa de las importaciones. Este año han caído más de 80 por ciento. Y se estima ronden 12 mil millones de dólares. Cinco veces menos que en 2012 cuando se reportaron 60 mil millones de dólares. Eso no alcanza para un país que pasa hambre".

Venezuela evita caer en default o impagos de compromisos al honrar este mes los intereses por servicio de deuda y cuota pago de capital de "Nuevos Bonos 2020" de PDVSA. Cerca de 800 millones de dólares por beneficios anuales a tenedores y tres mil 367 millones de dólares más por primer abono a capital del canje ofertado y liquidado en diciembre de 2016. Entre el 12 y 28 octubre deberán estar dispuestos los montos en las cuentas de los acreedores de Bonos Venezuela y bonos PDVSA.

"Los Nuevos Bonos están garantizados por una garantía prendaría con prioridad sobre el 50 por ciento de las acciones que conforman el capital social de Citgo Holding, Inc y están garantizados incondicional e irrevocable por PDVSA Petróleo SA", destacó la estatal petrolera en el informe de ofertas de canje con Nuevos Bonos Senior garantizados de 8,5 por ciento con vencimiento en el 2020.

Morales considero que el Gobierno "no mide desde hace tiempo no pagar la deuda", prefiere reducir la satisfacción de acceso a bienes, negándose además a "obtener financiamiento multilateral". Mientras insiste en responder a las obligaciones, que el propio Ejecutivo contrajo en el pasado, rechaza "la ayuda humanitaria ofrecida por la ONU" en momentos cuando hay "problemas de salud, desnutrición, repunte de enfermedades".

Advirtió que se acumulan compromisos a futuro, frente a una PDVSA con caída del ingreso petrolero, porque cayó la producción y el precio del barril. La cotización -registrada hasta septiembre en dólares- "no supera los 44 dólares en promedio al primer semestre de año, y en consecuencia se giran pagaré en dólares (para operaciones), y esos fueron convertidos en activos por parte del Banco Central para pagar".