Síguenos en: Menu

Gobierno de Rousseff prepara medidas impopulares


Funcionarios brasileños están impulsando políticas conservadoras que la presidenta Dilma Rousseff alguna vez criticó como una amenaza para los pobres, en un intento por rescatar la credibilidad de su gobierno y evitar una rebaja de la calificación crediticia de Brasil. Miembros del recién renovado equipo económico de la presidenta han dado señales de que alistan medidas impopulares, como aumentos de impuestos y recortes en el gasto, algo a lo que Rousseff se opuso rotundamente durante su campaña de reelección. Su gobierno también ha reducido de 3% a 0,8% el pronóstico de crecimiento de Brasil en 2015. Un fuerte gasto del gobierno ha alimentado la inflación e inflado el endeudamiento del país. El déficit presupuestario de Brasil alcanzó 5,01% del PIB en octubre, frente a 3,45% un año antes, lo que obliga al gobierno brasileño a adoptar pronto dichas medidas impopulares.

Rousseff no ha hecho pública su nueva posición en cuanto a política económica, pero ha defendido sus antecedentes diciendo que Brasil ha sufrido los efectos de una desaceleración global mientras mantiene niveles de empleo récord.


Fuente: Davos Observer