Síguenos en: Menu

Gobierno de Maduro hizo un segundo pago a Podemos por 300 mil dólares


Siguen saliendo a la luz las pruebas del financiamiento del gobierno venezolano al partido español Podemos. Esta vez se conoció de un segundo pago ordenado por Nicolás Maduro, a través de un informe del servicio secreto cubano, el G2, en el que se detalla al gobierno de La Habana el pago de 272.000 dólares a Pablo Iglesias en marzo de 2014 y se refleja una segunda entrega a dirigentes de la organización política ibérica.

El texto reflejaba lo siguiente: "Hay un informe posterior que indica que RMT [Rodolfo Marco Torres, ministro de Finanzas] repitió una operación similar por cantidad superior pero que iría a parar a otra cuenta". Si la primera suma era de 272.000 dólares, esto implica que, como mínimo, el Gobierno de Nicolás Maduro en los primeros meses de 2014 desvió de forma opaca más de 570.000 dólares de fondos públicos a dirigentes de Podemos.

El informe, a diferencia de lo referente al pago destinado a Pablo Iglesias, no detalla cuál es el banco utilizado como destino final de dinero, que en el caso del líder de Podemos era el Euro Pacific Bank situado en el paraíso fiscal de las islas San Vicente y las Granadinas.

La explicación de estos controles del servicio secreto cubano sobre las donaciones encubiertas a los dirigentes del recién nacido Podemos es que las autoridades de La Habana no veían con buenos ojos esta financiación de partidos rivales de sus formaciones afines en España, más próximas a la órbita comunista. Por ello el núcleo duro del servicio secreto cubano no dejaba de fiscalizar este trato de favor en contra de la línea tradicional de sus apoyos políticos.

El Gobierno venezolano estuvo absolutamente minado por los espías cubanos. Una decena larga de cubanos del G2 ocuparon puestos en la cartera del Ministerio del Poder Popular para la Defensa, el SEBIN y el Despacho de la Presidencia. Parte de esta tropa de asesores/espías estuvo comandada por el general venezolano Luis Eduardo Médori Viamonte.

Este último fue responsable de la triangulación de dinero bolivariano para la compra de armamento y otras operaciones entre Cuba, Bielorrusia, Rusia, China, Irán y Venezuela. Los expertos de inteligencia consultados afirman que Médori y su equipo supieron en todo momento lo relativo a los desvíos de dinero a dirigentes de Podemos.

La lista de los miembros del G2 cubano presentes en Venezuela susceptibles de conocer los informes sobre Pablo Iglesias incluyen también los siguientes nombres: Carlos Barbados Crispín; Jorge Hernández Durruty; Jorge Luis Arteaga Soca, Víctor Carballea Díaz; Michel Yoel Sá Álvarez; Abel E. González Santamaría; Yuri Aguiar Luna; Mario Méndez Mayed; Israel González Delgado; Rafael Puente Oduardo; Betsy Valdés Suárez; Axel Rodríguez Rodríguez; Alejandro Planos González, y la mayor Aimara Díaz Fernández.

Como parte del proyecto de reestructuración de los organismos de inteligencia bolivarianos denominado Proyecto Escudo Cubano fueron fichados cuatro miembros del Comité para la Seguridad de Estado (KGB) bielorruso: Mikhail Kostsiurau; Dzmitry Hrytsenia; Ihiar Siamashka, e Iván Rassokhau.

Médori, que ejerció de agregado militar venezolano en Bielorrusia, fue un asiduo visitante del cuartel de la inteligencia bielorrusa, a cargo del mayor General Vadim Zaitsev, con quien realizaba escapadas tanto a Teherán como a Turquía a retirar y realizar transferencias de dinero bolivariano a través de las cuentas 8400020000177 del BELARUSBANK, la 27-48076967 del BANCO NACIONAL DE DUBAI y una en el GARANTIBANK de Ankara.

El informe del G2 detallaba que "el enlace CristoRey mantiene información de todas las actividades de Santa María [alias de Pablo Iglesias] en Venezuela año 2013 y cuando estuvo en el país y fue entrevistado por la periodista Tania Díaz en VTV (consignado en depósito)". Efectivamente, esa entrevista existió.

Fuente: Biendateao