Síguenos en: Menu

Expertos petroleros consideran necesario rescatar Pdvsa


Caracas- Los expertos petroleros Humberto Calderón Berti y Arnoldo Gabaldón estiman necesario rescatar la industria petrolera para lo cual es necesario modificar la ley para ampliar la participación privada, despolitizarla y sanearla financieramente.

En este sentido, Calderón Berti, refirió que la principal industria del país en la época de los setenta y ochenta era reconocida internacionalmente como las de primer mundo con grandes reservas petrolera y personal especializado y, aunque se cometían errores, se enmendaban. Además nunca hubo politización de la empresa y se respetó la meritocracia.

Dijo que actualmente no hay exploración petrolera y la producción ha caído a 2 millones de barriles por día, mientras que, se han liquidado refinerías en el exterior a bajos precios.

Calderón Berti participó en el Congreso Conindustria 2017 con una ponencia titulada ¿Un futuro petrolero incierto para Venezuela?.

Al referirse a las deudas contraídas por la estatal aseveró que ascienden a 44 mil millones de dólares, sin incluir los compromisos con proveedores, agregando además que las empresas de servicios están quebradas.

A juicio del ex ministro de Energía y Minas, el alza sostenida en los precios del petróleo durante varios años era la oportunidad para que Venezuela se hubiera transformado bajo la premisa de enseñar a la gente a trabajar, "pero ese dinero lo despilfarraron".

Reseñó que muchos países como Canadá y Colombia desarrollaron sus pozos en tanto que, en Estados Unidos ocurrió una verdadera revolución con la implementación de alta tecnología para el impulso de los pozos no convencionales y ese último país que era importador del petróleo ahora exporta gas y crudo, hecho que refleja que las naciones que desarrollaron nuevas tecnologías y manejan la industria con criterios profesionales son los que sobreviven.

Para el experto, quien también fue presidente de Pdvsa, es determinante abrir el negocio petrolero a la participación privada aplicando un esquema parecido al de Colombia, es decir, sin obligar a las empresas a dar grandes bonos por adelantado. Explicó que en el vecino país se abren los bloques al sector privado y se establecen los requerimientos equitativos para todos quienes participan y los interesados ofrecen la regalía.

En el caso de las empresas de servicio aseguró que habrá que devolvérselas a sus legítimos dueños inmediatamente. También estima indispensable recuperar las empresas siderúrgicas, del aluminio y del sector termoeléctrico mientras que, apunta a la necesidad de rescatar las refinerías con empresas internacionales de la mano con nacionales.

"El instrumento que tenemos es el petróleo. Hay que pensar siempre en atender a los sectores más vulnerables", puntualizó.

Necesario buscar consenso

Por su parte, Arnoldo Gabaldón ex ministro de Recursos Naturales Renovables y no Renovables y ex director de la Copre, presentó la ponencia titulada "Política petrolera para la transición" donde estima necesario definir e implementar una nueva política petrolera, además de adaptarse en el mediano y largo plazo a la transición del mercado energético mundial.

Para ello, coincide con Calderón Berti en la necesidad de resolver la situación financiera de Pdvsa para lo cual sugiere que la nación se haga cargo de una buena parte de la deuda contraída y la nueva industria que surja se dedique a sacar petróleo y defender los negocios que le competen.

Con respecto a la deuda con los proveedores aclaró que hay que ver cómo se titulariza.

En relación con los convenios internacionales recomienda que se revisen uno por uno para establecer su legitimidad.

En lo que corresponde al incremento de la producción petrolera es tajante al señalar que debe conformarse un consenso en torno a qué es lo realista, aunque estima que se podría elevar en unos 100 mil barriles por día a mediano y largo plazo porque "aunque parezca conservador, ello demanda un músculo financiero y tecnológico"

Mención aparte hizo de la necesidad de restablecer los procedimientos administrativos que estima se han perdido y volver a la meritocracia y a una empresa gerenciada modernamente como privada.

Mencionó que estos cambios requerirán de la reforma de la Ley Orgánica de Hidrocarburos que actualmente otorga al Estado venezolano una participación mínima de 50% en las empresas que se conforman. También opina que se requiere ajustar las regalías que se pagan al Estado a la productividad que se establezca.

Considera que en las áreas petroleras tradicionales hay enormes posibilidades donde el sector privado puede tener enorme participación y también se deben aprovechar las oportunidades que se presenten en la actividad petroquímica, además estima prudente vender las empresas que no se requieran porque no se trata de un sector estratégico.

También apuesta a impulsar la industria del gas que tradicionalmente ha sido la cenicienta mientas que, "la gente haciendo cola para comprar una bombona …se quema en las refinerías contaminando el ambiente".

Por otro lado, destaca que la gasolina prácticamente se regala en el país hecho que no puede continuar, aunque abogó porque existan programas para el transporte colectivo y establecer incentivos para que promuevan el ahorro a través de maquinarias más eficiente.

Para Gabaldón es indispensable no descuidar la responsabilidad social empresarial y la gestión ambiental que, asegura, durante los últimos años se ha abandonado totalmente.

Aclaró que para emprender estas acciones es necesario lograr un consenso político, empresarial y de las élites.