Síguenos en: Menu

Exiliados piden a Trump un 'alivio migratorio' para venezolanos perseguidos


MIAMI
El grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) solicitó el lunes al presidente Donald Trump la concesión de un "alivio migratorio" para los "miles de venezolanos" que buscan "refugio y asilo" en este país.

En una carta dirigida a Trump, Veppex, con sede en Miami, le pide que estudie la posibilidad de la concesión de este beneficio a los venezolanos que "se encuentran en Estados Unidos huyendo de la feroz dictadura que impera" en Venezuela.

En opinión de Veppex, la deportación de estos venezolanos a su país de origen sería "condenarlos a muerte", resaltó en un comunicado Henry Clement, vicepresidente de la organización de exiliados del país suramericano.

Clement recuerda en la carta al mandatario estadounidense la "caótica situación" que sufre Venezuela, donde "no se respetan los derechos humanos y los más criminales" copan los cargos e instituciones y han convertido al país petrolero en un "Estado fallido".

Por ello, Veppex insta a Trump a que conceda los beneficios de un "alivio migratorio" a los venezolanos que solicitan "refugio", "se encuentren ya en Estados Unidos y no tengan antecedentes criminales".

Unos 7,000 venezolanos viven de manera clandestina en Estados Unidos y otros 18,000 están en trámites de asilo, "huyendo de la feroz dictadura que impera en el país" suramericano, afirmó Veppex.

La idea es que las solicitudes de asilo sean tramitadas con celeridad -Veppex denuncia retrasos desde 2013- y los indocumentados reciban un permiso temporal de dos o tres años, prorrogable "dependiendo de cómo cambia la situación política en Venezuela", dijo José Antonio Colina, presidente de Veppex.

En poco más de un mes desde que asumió el poder, Trump ha redoblado sus promesas antiinmigrantes, otorgando mayor discrecionalidad a las agencias migratorias para expulsar a casi todos los 11 millones de indocumentados que viven en el país.

Pero Veppex espera que la dura retórica de Washington frente a Caracas y el apoyo expresado por Trump a la oposición venezolana sirvan de estímulo para eximir de la deportación a los inmigrantes del país petrolero que ya vivan en Estados Unidos y no tengan antecedentes penales.

Desde su toma de posesión el 20 de enero, Trump conversó sobre Venezuela con varios líderes latinoamericanos e hizo un llamado a liberar al dirigente opositor venezolano Leopoldo López. Además el Departamento del Tesoro impuso sanciones al vicepresidente venezolano, Tareck El Aissami, acusado de narcotráfico.

"Tiene especial atención sobre el tema venezolano", estimó Colina.

La crispación política, la criminalidad y un escenario económico negro -escasez de alimentos y la inflación más alta del mundo- alientan una salida sin precedentes de venezolanos, principalmente hacia Estados Unidos.

Algunos críticos del presidente Nicolás Maduro han huido, denunciando también una persecución política que tiene a un centenar de dirigentes opositores en las cárceles.

Veppex, que afirma tener sucursales en otros siete países de la diáspora venezolana, pedirá esta semana a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, que lleve la solicitud al Departamento de Estado y buscará apoyo en los legisladores cubano-americanos en el Congreso.

Venezuela está entre los principales países de origen de solicitantes de asilo en Estados Unidos: entre 2015 y 2016 su número casi se triplicó a 10,221, según el instituto Pew Research.

Unos 225,000 venezolanos viven en Estados Unidos y la mitad de ellos llegaron desde hace más de una década. Cerca del 50% se concentra en el estado de Florida, particularmente en Doral, un suburbio de Miami.