Síguenos en: Menu

'Están limpiando baños en Miami': Maduro copia la retórica castrista y ataca a los que se van


Usando una retórica similar a la de la dictadura de los hermanos Castro en Cuba, Nicolás Maduro criticó a los miles de venezolanos que han abandonado su país como resultado de la crisis que parece no tocar fondo en Venezuela.

"Sé de muchos venezolanos a los que la propaganda contra nuestro país les llegó a la mente, se fueron y están arrepentidos", dijo el gobernante el martes en un discurso. "No saben cuánta gente está lavando pocetas [inodoros] en Miami. ¿Tú te irías a lavar pocetas en Miami? ¿Tú te irías de tu patria amada? Yo no me iría jamás".

Aunque reconoció que Venezuela atraviesa por momentos "difíciles", hizo un llamado a los venezolanos que se han ido a otros países para que regresen a su país.

"En momentos de dificultades uno no abandona su familia, su patria. Hace falta trabajar, trabajar y trabajar por la prosperidad del mejor país del mundo. Vuelvan, Venezuela es la tierra prometida".

Las declaraciones de Maduro contrastan con la realidad de muchos venezolanos que han llegado a Miami huyendo de la crisis de su país y han transformado el mosaico cultural de Miami y el sur de la Florida.

Los venezolanos se han convertido en la nacionalidad que más ha comprado viviendas durante los últimos años en Miami-Dade. Muchos también se han dedicado a abrir todo tipo de empresas: restaurantes, farmacias, funerarias y empresas de envíos, entre muchos otros florecientes negocios.

Otros, sin embargo, han llegado con las manos vacías, sin ofertas de trabajo y con pocas posibilidades de conseguir un estatus legal.

Son cientos los mensajes que circulan a diario en las redes sociales de compatriotas "desesperados" clamando por un consejo, una oferta empleo, asesoría legal y hasta hospedaje gratis en distintos países del mundo.

Aunque el gobierno chavista niega la magnitud del éxodo venezolano, Maduro fue enfático al afirmar que como "Venezuela no hay dos" y ofreció sus "manos" para los venezolanos que quieran regresar.

El gobernante venezolano parece estar copiando el discurso de Fidel Castro, quien atacó durante décadas a los que decidieron abandonar Cuba llamándolos "gusanos", "escoria", "apátridas" y atacando a la "mafia de Miami".

"Se trataba de mostrar nuestra fuerza, pero no simplemente por mostrarla (...) ¡Que se vayan, que se vayan! ¡Pin, pon, fuera, abajo la gusanera!", dijo Castro del 1 de mayo de 1980 en la Plaza de la Revolución durante un discurso arengando a las "masas enardecidas" por el éxodo de Mariel, donde más de 125,000 cubanos abandonaron la isla.