Síguenos en: Menu

EEUU incrementa la presión sobre Venezuela


Estados Unidos aumentó el martes la presión sobre Venezuela al pedir por primera vez que el gobierno de Nicolás Maduro permita la celebración de un referendo revocatorio "a tiempo" ante la Asamblea General anual de los 34 países de la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Estados Unidos se une al secretario general de la OEA, Luis Almagro y a otros en la comunidad internacional haciendo un llamado al gobierno de Venezuela para que libere a los presos políticos, respete la libertad de expresión y de reunión", afirmó el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, en su intervención en la primera sesión de la Asamblea.

"Para que alivie la escasez de alimentos y medicinas y honre los propios mecanismos de la Constitución incluyendo un referendo revocatorio puntual que forma parte del proceso constitucional", añadió.

El jefe de la diplomacia estadounidense se refirió así al referendo revocatorio que promueve la mayoría opositora en la Asamblea Nacional de Venezuela para que se convoque este año, mientras que el chavismo plantea que, de celebrarse, sea en el 2017.

La fecha del referendo es clave, porque si se celebra este año y gana el sí a la revocatoria, se podrían convocar a elecciones presidenciales, mientras que si tiene lugar en el 2017 se podría destituir a Maduro pero le sustituiría su vicepresidente.

Las peticiones que hizo Kerry a Caracas coinciden con las que Almagro exige para cualquier iniciativa de diálogo en Venezuela: referendo revocatorio este año, liberación de los "presos políticos", respeto a los derechos humanos y apertura de canales de ayuda internacional para paliar la "crisis humanitaria", según dijo recientemente en una entrevista con Efe.

"La invocación del artículo 20 de la Carta Democrática (para Venezuela) por parte de Almagro dará lugar a un muy necesario debate sobre Venezuela en la OEA, estamos listos y dispuestos a participar en ese debate y, junto a los socios de la OEA, a facilitar el diálogo" en Venezuela, dijo Kerry.

EEUU ha defendido en repetidas ocasiones la Carta Democrática, aprobada por unanimidad en el 2001, como instrumento de defensa de la democracia en la región y no descarta apoyar la iniciativa de Almagro.

La OEA debatirá 23 de junio en su sede de Washington si prosigue con el proceso gradual de la Carta, que podría llevar a gestiones diplomáticas (18 votos de embajadores), a la convocatoria urgente de una reunión de cancilleres (24 votos de embajadores) y, en último lugar, a la suspensión de Venezuela del ente (24 votos de los cancilleres).

El secretario ejecutivo de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, denunció el martes tres muertes por los disturbios, que se desarrollan a diario, ante la escasez de alimentos que afecta a Venezuela.

"Los hechos son que en apenas 10 días tenemos tres muertos en disturbios por hambre, en un país al cual le entraron un millón de millones de dólares en apenas 12 años", afirmó Torrealba.

El vocero de la MUD mencionó los casos de Jenny Elizabeth Ortiz Gómez, que falleció en el fronterizo estado Táchira; José Antonio Tovar, en la barriada de Petare en Caracas, y Luis Josmel Fuentes, en Cariaco, estado Sucre, al este de la capital venezolana.

"Tres muertos en disturbios por hambre no son cifras, no son estadísticas, no son guarismos. Son seres humanos que dejaron hijos, que dejaron un vacío, una cicatriz, una lágrima en una familia", dijo.

Torrealba añadió que los tres "murieron por impactos de bala" en medio de protestas por falta de alimentos en distintas localidades de Venezuela, pero aseveró que "hay muchísimas más víctimas" que han "caído" en medio de "esta guerra económica, social y política que tiene el régimen contra el pueblo venezolano".

El primer caso de muerte en medio de protestas fue el de Jenny Ortiz, de 42 años, el pasado 5 de junio, tras recibir varios impactos de perdigones en el rostro y cabeza luego de que junto a un grupo de personas intentara entrar a un galpón donde supuestamente había alimentos acaparados, en el municipio San Cristóbal.

La segunda víctima fue José Tovar, de 21 años, quien murió el pasado 9 de junio durante un intento de saqueo en Petare, la barriada considerada la favela más grande de América Latina, ubicada en el municipio de Sucre, en Caracas.

La víctima más reciente fue Luis Josmel Fuentes, de 21 años, quien murió el pasado sábado luego de ser herido un día antes cuando un grupo de personas manifestaba en un tramo de la carretera Cariaco-Cumaná, en el oriente venezolano.

En estas muertes, que están siendo investigadas por la Fiscalía, han estado presuntamente involucrados funcionarios policiales y militares que se encontraban en el lugar de las protestas.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), el opositor Henry Ramos Allup, aseguró el martes que viajará a Washington el próximo día 23 para exponer ante la Organización de Estados Americanos (OEA) lo que considera la "ruptura constitucional" del orden democrático de su país.

"Reitero que próximo 23 en mi carácter Presidente AN estaré reunión OEA Washington para exponer ruptura orden constitucional en Venezuela", indicó el líder opositor en un mensaje en la red social Twitter.

El anunció de Ramos Allup se hizo poco después de que la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, defendiera en la Asamblea General de la OEA celebrada hoy en República Dominicana al gobierno de Nicolás Maduro que, dijo, es objeto de agresiones del Gobierno de EEUU.

En las últimas dos semanas se han registrado varias protestas en Caracas y varios estados de Venezuela en el marco de una severa crisis de escasez de productos básicos que aunque ya tiene más de tres años, se ha ido agravando con el paso de los meses.

Fuente: El Nuevo Herald