Síguenos en: Menu

EEUU anunciaría esta semana más sanciones individuales contra régimen de Maduro


El gobierno estadounidense se dispone a anunciar durante el transcurso de esta semana una nueva ronda de sanciones individuales contra integrantes del régimen de Nicolás Maduro, como parte de los esfuerzos de Washington por contener la instauración fraudulenta en Venezuela de una Asamblea Constituyente.

Los nuevos sancionados serían escogidos de una lista de cerca de 50 personas que han sido seleccionados previamente, entre los que se encuentran integrantes de la máxima cúpula del chavismo, oficiales de alto rango inmersos en violaciones a los derechos humanos, magistrados y figuras claves en las operaciones de lavado de activo, dijeron fuentes cercanas a la situación.

Las nuevas adiciones a la lista negra del Departamento del Tesoro, que congelarían los activos de las personas señaladas, se producirían pocas horas después de que la administración de Donald Trump sancionara individualmente a Maduro, acusándole de intentar perpetrar un régimen dictatorial en Venezuela a través de la Asamblea Constituyente.

Previamente, el Departamento del Tesoro había colocado en la lista al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, y a su presunto testaferro Samark López, acusando al dirigente chavista de ser una pieza importante del narcotráfico internacional.

Las fuentes consultadas en Washington dijeron a el Nuevo Herald que la administración sigue considerando ampliar el alcance de las sanciones para incluir una prohibición de compra de crudo venezolano y de venta de combustibles estadounidenses al país sudamericano, pero señalaron que ese tipo de medida probablemente no estaría incluida en los próximos anuncios.

Compañías estadounidenses que aún mantienen operaciones con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) cabildeaban para frenar la ampliación de las sanciones.

Agregaron que las nuevas designaciones a la lista que elabora la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro podrían ser anunciadas tan pronto como el miércoles o el jueves.

La proximidad del anuncio fue confirmada en la noche del lunes por el senador republicano por Florida Marco Rubio.

"En los próximos días, el Presidente de los Estados Unidos impondrá sanciones contra más individuos que han llevado a cabo y se han beneficiado de la tragedia que enfrenta Venezuela como nación", manifestó el senador en una entrevista transmitida por el canal de televisión Globovisión.

Al anunciar el lunes las sanciones individuales contra Maduro, el Consejero Nacional de Seguridad, Herbert McMaster, dijo que es obvio que el gobernante bolivariano está tratando de imponer fraudulentamente una Asamblea Constituyente diseñada para instaurar un régimen dictatorial en el país.

Es un proceso que está siendo realizado a espaldas del pueblo venezolano, señaló.

"Si uno contrasta la participación del plebiscito de la oposición [realizada el 16 de julio] con la muy baja participación de esta farsa asociada con la Asamblea Constituyente, uno puede ver fácilmente cuál es el verdadero deseo del pueblo venezolano", expresó McMaster.

La oposición venezolana acusa al régimen de Maduro de haber perpetrado un megafraude en los comicios del domingo para escoger a los integrantes de la Asamblea Constituyente.

El régimen anunció en la noche del domingo que más de ocho millones de venezolanos habían votado, pero la oposición insiste en que esos números fueron inflados artificialmente y que la verdadera cifra no llega a los 2.5 millones de electores.

Informes de prensa recogidos durante el día por medios de comunicación independientes mostraron que la gran mayoría de centros de votación permanecieron vacíos durante el domingo.

Al anunciar las medidas, el Departamento del Tesoro resaltó que la Constituyente de Maduro pretende usurpar ilegítimamente el papel constitucional de la Asamblea Nacional, electa constitucionalmente, para reformular la Constitución e imponer un régimen totalitario.

En consecuencia, representa una ruptura del orden constitucional, y Maduro se ha empeñado en instaurarla contra viento y marea aún cuando el pueblo venezolano y una serie de gobiernos democráticos alrededor del mundo han expresado su rechazado al proceso, viéndolo como un ataque frontal a los derechos del pueblo venezolano, manifestó el comunicado del Departamento del Tesoro.