Síguenos en: Menu

Diálogo en Venezuela será 'reactivado' en enero tras lapso de revisión


CARACAS
Monseñor Claudio María Celli, enviado del Vaticano para acompañar el diálogo político en Venezuela, dijo este martes que este proceso será "reactivado" el próximo 13 de enero pues a partir de ahora se iniciará una etapa de revisión que permita la "consolidación y sostenibilidad" de estas conversaciones.

"Hemos solicitado a los poderes públicos no aprobar o abstenerse de dictar decisiones que dificulten la relación entre ellos o el proceso de diálogo hasta el 13 de enero de 2017", explicó Celli.

"Ese plazo, según acordamos, será utilizado para trabajar de manera inmediata en las mesas temáticas del diálogo nacional", agregó el enviado del Vaticano a los periodistas en el hotel donde Gobierno y oposición mantuvieron hoy contactos por separado con los mediadores.

El presidente Nicolás Maduro dijo que Venezuela seguirá adelante, con o sin diálogo con la oposición, después de que las reuniones para superar la crisis política y económica quedaran congeladas este martes por un retiro de sus adversarios hasta que se cumplan sus exigencias.

"Veníamos viendo las vacilaciones de la derecha contra el diálogo, porque ellos creen que son imprescindibles. No", dijo el mandatario en un acto transmitido en cadena de radio y televisión.

"Con la derecha dialogando o sin la derecha dialogando, Venezuela lo que va es pa'lante", enfatizó Maduro esta noche en la primera reacción del gobierno a la decisión opositora de no sentarse en la mesa de conversaciones.

"A quien le conviene sentarse al diálogo es a ellos. Yo sé por qué lo digo, no digo más", manifestó el mandatario, sin dar más detalles.

Este martes debía celebrarse la tercera reunión de un diálogo que arrancó el pasado 30 de octubre con el auspicio del Vaticano y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), pero la oposición anunció que no se presentaría.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) advirtió que solo retomará los contactos cuando el gobierno acepte una salida electoral al conflicto -una posibilidad lejana- y libere a sus "presos políticos".

"Yo quiero paz, llamo al diálogo a la derecha, pero primero el diálogo es con el pueblo que sufre", expresó el presidente.

Maduro, sin embargo, aseguró que al igual que está "preparado para la paz", también está "preparado para cualquier batalla" y emplazó a sus seguidores a una gran marcha el próximo 17 de diciembre.

Por su parte, el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, declaró que hoy se recogieron las "preocupaciones" que existen en cada una de las partes que participan en el diálogo.

Indicó que la Unasur y el Vaticano, como acompañantes de este proceso, le solicitaron a los actores políticos de cada uno de los bandos "que sería muy conveniente, en beneficio del diálogo, que se hiciera un cese al fuego mediático" pues las declaraciones que se hacen por estas vías "en no pocas ocasiones crean confusión".

También apuntó que se realizó un exhorto a los distintos órganos del poder público "para que pospongan esta utilización de los espacios institucionales (…) que se presten para hacer a través de ellos debates políticos".

"Creemos que no le conviene al país la politización y mucho menos la partidización de sus instituciones, creemos que se necesita por supuesto el equilibrio institucional", agregó.

Aseguró que se va a continuar trabajando en las "próximas semanas" para comenzar el año 2017 con "suficientes resultados para realizar una nueva plenaria a través de la cual se solemnizarán estos compromisos".

Adelantó, asimismo, que hoy se logró concretar "una buena noticia" que probablemente se haga pública la semana entrante "en relación con el abastecimiento de medicinas y alimentos".